Moscú, 22 nov (Sputnik).- Los suministros de gas en el marco del proyecto Turk Stream podrían pasar a través del Bulgaria, Serbia, Hungría y Eslovaquia, informó el periódico ruso Kommersant.

“De los materiales de los operadores de transporte de gas de Bulgaria, Serbia, Hungría y Eslovaquia publicados en octubre y noviembre en el marco de los procedimientos de reserva de sus capacidades futuras (open season) se desprende que Gazprom los eligió como ruta de la segunda tubería de Turk Stream a Europa”, señala el rotativo.

El periódico indica que el procedimiento de reserva de capacidades está previsto en la legislación y es un paso necesario para la construcción de gasoductos.

El operador propone a los participantes comprar capacidades futuras que deberá construir en el tiempo previsto tras el fin de las subastas.

Los operadores de Bulgaria tienen previsto celebrar la subasta en diciembre, los operadores de Hungría, Eslovaquia y Austria celebraron a fines de octubre una subasta para reservar nuevas capacidades a partir de octubre de 2022 por un plazo de siete años, especificó Kommersant.

Fuentes informadas revelaron al rotativo que Gazprom tiene la intención de reservar todas las capacidades propuestas, aunque la propia compañía se negó a hacer comentarios oficiales al respecto.

Gazprom utilizó el mismo procedimiento para reservar las capacidades necesarias para prolongar el gasoducto Nord Stream 2 en Alemania, República Checa y Eslovaquia.

“La participación en open season significa que Gazprom cumple con la totalidad de las exigencias de la UE y las normas del Tercer Paquete Energético y desde ese punto de vista será muy difícil poner objeciones a la continuación del Turk Stream”, declaró a Kommersant la experta María Belova, de Vygon Consulting.

La analista pronosticó posibles presiones políticas por parte de EEUU, donde en los últimos meses se han escuchado propuestas de imponer sanciones a todos los gasoductos de exportación rusos.

Según Belova, ya no quedan posibilidades de “mantener el silencio” puesto que solo queda un año para la puesta en marcha oficial del gasoducto.

El proyecto Turk Stream consiste en dos tuberías tendidas por el fondo del mar Negro con capacidad para transportar 31.500 millones de metros cúbicos anuales de gas de Rusia a Turquía.

El tramo marítimo, con longitud de más de 930 kilómetros, se extiende desde la ciudad rusa de Anapa hasta la localidad turca de Kiyikoy, situada a unos 100 kilómetros al oeste de Estambul.

De allí el gasoducto se prolongará hasta la ciudad turca de Luleburgaz, donde será conectado con la red de distribución de gas del país, y se extenderá a Ipsala, en la frontera con Grecia.

Uno de los ramales se utilizará para suministrar gas directamente al mercado turco y el otro para transportarlo a Europa a través de Turquía. (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.