Un equipo de científicos ha propuesto una forma no probada e inusual de enfrentar el cambio climático: rociar químicos para atenuar la incidencia del Sol en la atmósfera de la Tierra.

De acuerdo con un estudio de investigadores de las universidades de Harvard y Yale (EE.UU.), publicado en la revista Environmental Research Letters, una técnica conocida como inyección de aerosol estratosférico (SAI, por sus siglas en inglés) podría reducir la velocidad del calentamiento global a la mitad.

La idea implicaría rociar grandes cantidades de partículas de sulfato en la estratósfera inferior de la Tierra, en altitudes de hasta 19 kilómetros, por medio de aviones especialmente diseñados, globos o grandes cañones de estilo naval.

Sin embargo, el informe reconoce que la propuesta es puramente hipotética en este momento, ya que todavía no existe una tecnología o avión adecuado para implementrla.

Los científicos señalan que para ese fin están diseñando una nueva aeronave cisterna, especialmente concebida para sustanciales capacidades de carga útil, que no sería tecnológicamente difícil ni muy costosa. No obstante, su desarrollo tomará unos 15 años, admiten.

El equipo también reconoce que el hipotético sistema podría eventualmnte tener consecuencias catostróficas como, por ejemplo, sequías o un clima extremo. Además, sería necesaria la coordinación entre múltiples países en ambos hemisferios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.