La tibia respuesta de Occidente al asesinato de Jamal Khashoggi se habría convertido en una gran tormenta de indignación si el periodista hubiera desaparecido en un consulado ruso, cree el político conservador británico Nigel Farage.

Arabia Saudita es un “mercado importante” tanto para EE.UU. como para el Reino Unido, pero la falta de voluntad de Occidente de responsabilizar a Riad por el asesinato de Khashoggi revela un deslumbrante doble estándar, declaró Farage en una entrevista a la cadena Fox News.

“Imagínense si algún otro país se hubiera comportado así”

“Imagínense si algún otro país se hubiera comportado así. Imagínense si Rusia se hubiera comportado así. Habría una protesta internacional mucho más grande”, argumentó.

Aunque Alemania y Francia han impuesto prohibiciones de viaje a 18 ciudadanos sauditas acusados ​​de perpetrar el crimen y algunos países han decidido suspender sus exportaciones de armas al reino, las relaciones políticas y económicas de las naciones occidentales con Riad no se han visto afectadas en gran medida.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, proclamó que Riad seguiría siendo un socio firme de Washington a pesar de la investigación en curso sobre el brutal asesinato del periodista. Además, admitió que “bien podría ser” que el príncipe heredero saudita, Mohamed bin Salmán, “tuviera conocimiento” de “ese trágico evento”.

Según el ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, el mandatario norteamericano pretende hacer la “la vista gorda” ante el crimen sin darle importancia.

Asimismo, el canciller afirmó que Washington no había informado a Ankara sobre una grabación de una conversación telefónica en poder de la CIA —según publicó un diario turco— en la que supuestamente se escucha al príncipe heredero dando la orden de “silenciar a Jamal Khashoggi lo antes posible”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.