Terroristas de Daesh matan en las últimas 24 horas a 47 miembros de las FDS, milicia kurda apoyada por EE.UU., y se adentran en Deir Ezzor, en el este de Siria.

Según un reporte del opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), las llamadas milicias kurdo-árabes Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) han sufrido 47 bajas mortales en ataques, entre el viernes y hoy sábado, del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) a sus posiciones en el sureste de la provincia de Deir Ezzor.

Los terroristas han logrado expulsar a las FDS del área de Al-Bahra y avanzar hacia el vecino pueblo de Hajin, a pesar de que los milicianos contaban con el apoyo de la llamada coalición anti-EIIL que lidera EE.UU.

En los combates también han muerto 39 miembros de Daesh y varios otros han resultado heridos, agrega la misma oenegé, con sede en el Reino Unido, pero con informantes sobre el terreno.

El OSDH ha detallado que los integrantes de Daesh han lanzado también una gran ofensiva contra las posiciones de las FDS en las cercanías del campo petrolífero de Al-Tank, también en Deir Ezzor.

Las FDS cuentan con cobertura aérea de la coalición y, sobre el terreno, con el apoyo de las fuerzas especiales de Estados Unidos, que operan sin el consentimiento del Gobierno de Damasco.

Esta alianza, que mantiene bajo control vastos territorios en el este y el noreste del territorio sirio, ha sostenido las últimas semanas encarnizados combates contra Daesh en zonas orientales del país árabe.

A principios de este mes, Daesh, por medio de atentados con coches bomba y el uso de cinturones explosivos, logró retomar el control de sectores que las FDS habían reconquistado antes, en especial las localidades de Susa y Al-Baghuz, en la orilla oriental del río Éufrates.

El Gobierno de Damasco cuestiona la supuesta lucha de Washington contra Daesh y denuncia que la negligencia de la coalición ha permitido a la banda radical Daesh recobrar fuerzas en zonas controladas por las FDS y EE.UU. en el este del país.

A pesar de su derrota en Siria e Irak, Daesh aún mantiene presencia, aunque en pequeños reductos en la zona desértica del este de Siria, desde donde ataca de vez en cuando los poblados aledaños.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.