El presidente de Ucrania decreta la ley marcial: ¿Qué implica y qué poderes otorga?

El Parlamento ucraniano aún tiene que aprobar esta medida propuesta por Piotr Poroshenko tras el incidente en el estrecho de Kerch.

102
0

El presidente de Ucrania, Piotr Poroshenko, ha firmado un decreto sobre la decisión del Consejo de Seguridad Nacional de imponer la ley marcial en su país, que estará vigente desde este 26 de noviembre hasta el 25 de enero de 2019.

Posteriormente, Poroshenko declaró en un discurso televisado que la ley marcial entrará en vigencia a partir del 28 de noviembre y esa medida estaría activa durante 30 días, informa RIA Novosti.

A pesar de que “el Consejo de Seguridad Nacional y Defensa me ha recomendado hoy que imponga la ley marcial 60 días”, ese mandatario ha indicado que “sugeriré al Parlamento que introduzcan la ley marcial durante 30 días”, un periodo por el cual “no se superpodrá al comienzo de la campaña electoral”.

La propuesta de declarar la ley marcial en el territorio nacional viene en respuesta al incidente con tres barcos de la Armada ucraniana que entraron ilegalmente en las aguas territoriales de Rusia y fueron apresados. En función de esta iniciativa, el Estado Mayor de Ucrania ya toma medidas para organizar una movilización militar parcial.

Sin embargo, esta ley marcial solo entrará en vigor después de que obtenga la aprobación de la Rada Suprema, el Parlamento de Ucrania.

¿Qué significa la introducción de la ley marcial en Ucrania?

Ley marcial es un régimen legal especial que se declara en Ucrania en caso de agresión armada o amenaza de ataque, un peligro para la independencia estatal y su integridad territorial. La ley marcial prevé que a las autoridades correspondientes, el comando militar, las administraciones militares y las autoridades locales se les otorguen los poderes para prevenir la amenaza.

De esta forma, bajo la ley marcial las autoridades ucranianas pueden:

  • Enajenar los bienes de manera compulsiva para las necesidades del Estado o el Ejército
  • Imponer un régimen especial del movimiento de los ciudadanos, por ejemplo, cerrar la salida al extranjero
  • Prohibir la celebración de reuniones pacíficas, mítines, procesiones y manifestaciones, así como de elecciones y referéndums
  • Prohibir las actividades de los partidos políticos y las asociaciones públicas si, a su juicio, tienen como objetivo eliminar la independencia del país
  • Introducir el toque de queda
  • Imponer el servicio laboral para las personas en edad laboral y reubicar de manera forzosa a ciudadanos de un Estado extranjero que amenazan con atacar o realizar una agresión contra Ucrania
  • Prohibir las actividades de medios de comunicación si las autoridades deciden que amenazan la seguridad nacional.

¿Qué promete Kiev al respecto?

Piotr Poroshenko prometió que la ley marcial no limitará los derechos y libertades de los ciudadanos, y que la misma no afectará la situación en el Donbás.

“Ucrania llevará a cabo solamente acciones para defender su territorio y proteger a sus ciudadanos”, afirmó el presidente del país. “Tenemos la intención de seguir cumpliendo con todas las obligaciones internacionales, incluidos los acuerdos de Minsk”, agregó.

La postura de Rusia

Por su parte, Konstantín Kosachev, jefe del Comité de Asuntos Internacionales de la Cámara Alta del Parlamento ruso, sostuvo que “la introducción de la ley marcial en Ucrania […] no es una consecuencia, sino una causa”, ya que “para esto se armó la provocación en el mar de Azov” por parte de Kiev, reporta TASS.

A su juicio, es “un ruidoso comienzo de la campaña electoral del presidente Piotr Poroshenko, la necesidad de llevar el tema ucraniano al ‘top’ mundial y crear razones urgentes para la condena ‘internacional’ de Rusia”.

A su vez, el senador Vladímir Dzhabárov opinó que el siguiente paso de Piotr Poroshenko después de la declaración de la ley marcial sería la cancelación de las elecciones presidenciales en la primavera de 2019. A su juicio, “la provocación está diseñada para mantener a Poroshenko en el poder, porque no tiene otra opción para permanecer allí”, sostuvo.

  • El 25 de noviembre, tres barcos de las Fuerzas Navales de Ucrania, en violación de los Artículos 19 y 21 de la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar, cruzaron ilegalmente la frontera estatal rusa en dirección al estrecho de Kerch, que separa a la península de Crimea de Rusia continental.
  • Los buques “maniobraban de forma peligrosa” y “no obedecían” a los requisitos de los guardias fronterizos rusos.
  • La navegación de embarcaciones civiles a través del estrecho fue suspendida temporalmente.
  • Posteriormente, los tres buques de la Armada de Ucrania realizaron otro intento de acciones ilegales, tras lo cual los guardias fronterizos de Rusia emplearon armas y capturaron dichas naves.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.