El incidente con tres barcos de la Armada ucraniana que entraron ilegalmente en las aguas territoriales de Rusia (cerca de la península de Crimea), fue un acto provocador y deliberado, llevado a cabo por las autoridades de Kiev, según ha afirmado a RIA Novosti el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Grigori Karasin.

“Obviamente, esta es una provocación deliberada respecto al tiempo, lugar y forma”, ha aseverado el vicecanciller ruso.

Los buques de la Armada ucraniana ‘Berdiansk’, ‘Nikopol’ y ‘Yany Kapu’ en violación de la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar, cruzaron la frontera estatal rusa, ingresaron en el espacio acuático del mar territorial de la Federación de Rusia y realizaron maniobras, ignorando los requerimientos de la Guardia Fronteriza rusa. Por ello los militares rusos emplearon armas y apresaron dichas naves.

“Hay evidencias irrefutables de la preparación y realización por parte de Kiev de provocaciones mediante la Armada de Ucrania en la zona de mar Negro” y “estos materiales pronto se harán públicos”, aseguraron desde el Servicio de Seguridad Federal de Rusia (FSB, por sus siglas en ruso) en relación con el incidente.

En relación con el “peligroso desarrollo de la situación” en el mar de Azov y el mar Negro, Rusia solicitó una reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad de la ONU la mañana del 26 de noviembre con la agenda de “mantener la paz y la seguridad internacionales”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.