Moscú, 27 nov (Sputnik).- La reacción del Consejo de Seguridad de la ONU al incidente en el estrecho de Kerch podría alentar a Ucrania y darle carta blanca para hacer más provocaciones, declaró el representante permanente adjunto de Rusia ante la ONU, Dmitri Polianski, en una entrevista con el canal de televisión RT.

El lunes, el Consejo de Seguridad de la ONU votó en contra de la agenda propuesta por Rusia, que suponía examinar el incidente en el estrecho de Kerch.

“Me temo que esta reacción de los países occidentales que tienen una influencia directa en Ucrania podría animar a Kiev a seguir haciendo estas provocaciones, porque durante la reunión no escucharon ningún reproche por parte de Occidente”, dijo Polianski.

Agregó que le sorprende que los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU decidieran no darle un significado real a la situación en el estrecho de Kerch.

“También hay un temor a que Ucrania tome esto como una carta blanca para hacer otras acciones provocativas que amenacen no solo nuestras relaciones, sino también la situación en el mar Negro, el mar de Azov y el estrecho de Kerch”, puntualizó.

El domingo, en el mar de Azov fueron detenidos tres buques de la Marina de Guerra ucraniana –las lanchas artilladas Berdiansk y Nikopol y el remolcador Yani Kapu–, informó el Servicio Federal de Seguridad ruso (FSB) alegando que habían estado realizando una maniobra peligrosa y desobedecieron cuando los barcos de escolta de la guardia costera y la Flota del mar Negro de Rusia les ordenaron parar de inmediato.

Después del incidente, la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania aprobó la imposición de ley marcial por 30 días a partir del 26 de noviembre en las zonas situadas a lo largo de la frontera rusa, del sector de Transnistria de la frontera entre Ucrania y Moldavia y también a lo largo de la costa de los mares Negro y de Azov.

El Kremlin que calificó el incidente naval con Ucrania de una “provocación muy peligrosa”, defendió las acciones de guardacostas rusos al subrayar que actuaron de conformidad con la ley.

La libre navegación en el mar de Azov –mar interior entre Rusia y Ucrania, según un acuerdo bilateral– se complicó en los últimos meses después de que guardacostas ucranianos apresaran a varios barcos rusos que habían visitado Crimea, un “territorio ocupado” para Kiev.

Moscú calificó las acciones de Kiev como “terrorismo marítimo” y contestó endureciendo los controles en la zona rusa del mar de Azov. (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.