NASA/ESO/M. Kornmesser / Reuters

La NASA aún no ha encontrado ninguna evidencia definitiva de que existan extraterrestres. Sin embargo, en un reciente artículo, un científico de la agencia espacial estadounidense cree que es posible que ya hayamos sido visitados por ellos aquí en la Tierra.

En su informe, Silvano P. Colombano, profesor y científico informático en el Centro de Investigación Ames de la NASA, teoriza que la vida extraterrestre inteligente pudo haber pasado desapercibida en el planeta ante los ojos de los humanos. Esto se debería a la reducida noción que se tiene sobre ella y porque podría ser muy diferente a las formas de vida tradicional a las que está acostumbrada la humanidad.

“Revisar nuestros supuestos más preciados”

El científico resalta que todo nuestro enfoque para la búsqueda de vida inteligente extraterrestre puede estar realmente impidiéndonos descubrirla, y agrega que debemos “revisar incluso nuestros supuestos más preciados”.

En uno de sus postulados, Colombano se refiere a la conocida idea de que las civilizaciones inteligentes tendrían que estar basadas en la química del carbono, dada la extensa presencia de este elemento en el universo y su papel crucial en el origen de la vida.

“Simplemente quiero señalar el hecho de que la inteligencia que podríamos encontrar y que podría elegir encontrarnos (si es que aún no lo ha hecho) podría no estar producida en absoluto por organismos basados en carbono como nosotros”, argumenta el científico.

Tecnología más allá de nuestra comprensión

Colombano también sugiere que los extraterrestres pueden haber descubierto una tecnología que los humanos aún no llegamos a comprender y que haría posibles tareas como los viajes interestelares: “Si adoptamos un nuevo conjunto de supuestos sobre qué formas de inteligencia y tecnología superiores podríamos encontrar, algunos de esos fenómenos podrían encajar con hipótesis específicas y podríamos comenzar una investigación seria”, sugiere.

Argumenta que la tecnología tal como la conocemos solo comenzó a desarrollarse hace aproximadamente 10.000 años, y muchas de las metodologías científicas fundamentales en las que se basa nuestra comprensión actual del universo salen a la luz en los últimos 500 años.

“Podemos suponer que podríamos tener un problema real al predecir la evolución tecnológica incluso durante los próximos 1.000 años, ¡por no hablar ya de 6 millones de veces esa cantidad!”, explica, abogando por un enfoque más “especulativo” de la física.

Colombano concluye el documento pidiendo a los tecnólogos que exploren en el campo de la “inteligencia artificial” y los “sistemas robóticos evolutivos”. Asimismo, hace un llamado a la comunidad científica para que profundice en la gran cantidad de informes existentes sobre ovnis y otros fenómenos extraterrestres, ya que no se puede “explicar o negar” su avistamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.