Sin miedo a equiparar a quienes colaboraron con la ocupación alemana y quienes lo hicieron defendiendo a Ucrania y al resto de la Unión Soviética en la Segunda Guerra Mundial, las nuevas medidas del Gobierno de Poroshenko vuelven a apelar a los sectores más radicales del nacionalismo ucraniano. Por una parte, el Parlamento de Ucrania trata de conseguir otra vez que Stepan Bandera reciba el título de Héroe de Ucrania, algo que ya hizo en 2010 Viktor Yuschenko ante las quejas de la Unión Europea, que en aquel momento afirmó que “deplora profundamente la decisión del presidente saliente de Ucrania, Viktor Yuschenko, de otorgar póstumamente a Stepan Bandera, líder de la Organización de Ucranianos Nacionalistas (OUN), que colaboró con la Alemania Nazi, el título de Héroe de Ucrania y espera, en este sentido, que las nuevas autoridades de Ucrania reconsideren esas decisiones y mantengan su compromiso con los valores europeos”. No es de esperar que la actual Unión Europea repita su mensaje ahora.

Ahora, con el apoyo de la UE en la guerra en Donbass y sin queja alguna de la imposición del estado de excepción en las regiones fronterizas del país, Ucrania busca una nueva ronda de medidas de enaltecimiento de grupos y personas que colaboraron con la Alemania Nazi, algo insultante para una parte importante del país y que como afirmó ayer Eduard Dolinsky, líder del Comité Judío Ucraniano (y que esta semana ha sido calificado por el diario israelí Haaretz como el judío solitario que lucha contra el resurgir neonazi en el país), “con este tipo de leyes, la Ucrania moderna asume la responsabilidad de los crímenes de guerra cometidos por esos grupos, crímenes que no prescriben, lo que abre la puerta a demandas internacionales contra Ucrania por parte de las víctimas de esos crímenes y sus descendientes”. Sin embargo, en la Ucrania moderna, enaltecer a grupos que colaboraron con la ocupación Nazi parece dar votos. Así lo entiende al menos el presidente Poroshenko, que recientemente ha posado junto a un soldado que portaba símbolos abiertamente Nazis.

La foto original de Poroshenko con los paracaidistas fue publicada por el propio Petro Poroshenko.

En busca del voto nacionalista

Artículo Original: Alexander Kots / Komsomolskaya Pravda

A veces esto parece una agonía. Como en aquel lejano año 1943, cuando los Nazis quemaron las ciudades y envenenaron los pozos en su retirada de Donbass, el Gobierno de Kiev sigue quemando todos puentes haciendo la situación lo peor posible. Y entonces será más difícil de solucionar.

El jueves, el Parlamento de Ucrania aprobó una ley que equipara a aquellos que lucharon del lado de la Alemania Nazi con los soviéticos que participaron en la Gran Guerra Patria. La ley supone garantizar el estatus de combatientes a aquellos que “lucharon por la independencia de Ucrania en el siglo XX” en el Ejército Insurgente Ucraniano (UPA), el Ejército Insurgente Ucraniano del atamán Taras Bulba Borovets, el Sich de Polesia, el Ejército Nacional Revolucionario Ucraniano (UNRA) y las unidades armadas de la Organización de Ucranianos Nacionalistas OUN.

Ahora, esos nacionalistas ucranianos que corrieron por los bosques hasta 1953 [cuando las últimas unidades de las guerrillas nacionalistas ucranianas fueron finalmente derrotadas-Ed] y que aún vivan contarán con la ayuda del Estado. Esa ayuda incluye, por ejemplo, asignación de tierra, un descuento del 75% en el pago del alquiler o las facturas básicas, medicamentos gratuitos si han sido recetados por un médico, preferencias a la hora de viajar, un suplemento del 25% del salario mínimo en sus pensiones para aquellos que no puedan trabajar, no tendrán que pagar impuestos por sus pensiones y estarán exentos de servicio militar y pago de impuestos por propiedades de tierra. Una vez al año, los combatientes reciben un pequeño pago único por parte del Estado.

Sin embargo, el principal efecto de la ley es, sin duda, la propaganda. Esta legislación les equipara a las guerrillas partisanas que liberaron Ucrania, primero de los fascistas y, después, de los títeres de Occidente. Qué no harán para subir unas décimas en los índices de popularidad en vísperas del inicio de la campaña electoral.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.