Ayer dos convoyes de tanques del ejército turco penetraron en la provincia de Idlib, en el norte de Siria, a través del cruce fronterizo de Kafr Lusen.

Uno de los convoyes se dirigió al puesto de observación turco en la ciudad de Murak, en la zona septentrional de Hama. El otro, que incluía varios carros de combate, se dirigió al puesto de observación en la ciudad de Shir Mughar, en la zona noroccidental de Hama.

El ejército turco estableció estos dos puestos de observación y otros diez a principios de este año como parte de un acuerdo alcanzado con Rusia durante las conversaciones de Astana. Tras el reciente acuerdo sobre la zona desmilitarizada, el ejército turco ha empezado a reforzar estos puestos.

Mientras que algunos observadores locales creen que Turquía está aumentando su presencia militar en Idlib como parte del acuerdo con Rusia, otros dicen que Ankara está utilizando el acuerdo para extender su influencia en el norte de Siria.

El objetivo de Turquía es tanto una constatación del fracaso de los Acuerdos de Astana con Rusia, como un intento de imponerlos por la fuerza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.