Fadi Gabriel, un destacado comandante del llamado “ejército libre de Siria”, abandonó la región de Afrin ocupada por Turquía y se unió al proceso de reconciliación con el gobierno sirio, según revelaron el domingo fuentes de la oposición siria.

Gabriel fue uno de los principales comandantes de seguridad de la Brigada del Sultán Suleiman Shah, apoyada por Turquía, que participó en el ataque contra las fuerzas kurdas en Afrin a principios de este año. El grupo está dirigido por Abu Amshah, acusado de violar a la esposa de uno de sus combatientes y peón de confianza del ejército turco.

En los últimos años, docenas de combatientes y comandantes apoyados por Turquía han desertado y se han unido a las fuerzas gubernamentales en Damasco. No obstante, los miembros de la oposición defienden que la mayoría de estos desertores son agentes de los servicios de inteligencia sirios.

El lunes por la noche las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), el grupo kurdo apoyado por Estados Unidos, capturó un hospital en la ciudad de Hajin, controlada por el Califato Islámico, en el valle del Éufrates. El hospital había sido una de las principales defensas del Califato Islámico en la zona.

Aunque la situación en la propia ciudad sigue siendo poco clara y aparecen varios informes contradictorios sobre la situación, parece que esta vez, las tropas de Estados Unidos y sus auxiliares han sido realmente serios en su intento de capturar la ciudad.

Según informaciones de fuentes kurdas, más de 400 miembros del Califato Islámico han sido eliminados en la región en las últimas dos semanas.

En el norte de Hamah, el ejército regular sirio repelió otro ataque contra sus posiciones cerca de Mhardeh. Al menos un vehículo y varios yihadistas fueron eliminados. Aunque no hay enfrentamientos a gran escala en la región, el alto el fuego en el norte de Hamah no existe en realidad, principalmente porque allí están desplegadas múltiples unidades vinculadas a Al-Qaida (Hayat Tahrir Al-Sham).

El 8 de diciembre las Fuerzas de Defensa Antiaérea sirias abrieron fuego contra varios objetos voladores no identificados sobre el Aeropuerto Internacional de Damasco. Según varias fuentes progubernamentales, parece que algunos de los antiguos sistemas SyAADF alrededor del Aeropuerto Internacional de Damasco fueron activados por “interferencias” israelíes.

Antes del misterioso incidente, un avión de carga sirio y un avión de carga iraní aterrizaron en el Aeropuerto Internacional de Damasco. Algunos observadores han afirmado que ambos aviones llevaban un cargamento de armas para Hezbollah libanés.

El 29 de noviembre, el ejército sirio afirmó que FADS había repelido un ataque israelí contra sus posiciones al sur de Damasco. Estos acontecimientos son una señal de la creciente actividad militar y de inteligencia de Israel en Siria, que se había reducido durante algún tiempo tras la entrega del sistema S-300 a ese país.

https://southfront.org/syrian-war-report-dec-11-2018-prominent-fsa-commander-defects-to-government-forces/

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.