El monumento a Mahatma Gandhi ubicado en el campus universitario de Accra, la capital de Ghana, fue desmantelado el martes de esta semana después de las protestas de estudiantes y profesores que sostienen que el gran pacifista y líder de la lucha por la independencia de la India consideraba a los africanos «inferiores».

El monumento fue erigido en la universidad hace dos años, y ha sido foco de las controversias en torno a las opiniones de Gandhi sobre los africanos.

En sus primeros escritos, el futuro líder independista indio se refirió a los sudafricanos como «kafires», un insulto racista altamente ofensivo. También dijo que los indios eran «infinitamente superiores» a los negros.

Los estudiosos han destacado algunos testimonios que muestran esa faceta temprana del venerado luchador por la libertad, cuyas teorías de resistencia civil ayudaron a la India a deshacerse del colonialismo británico e inspiraron a generaciones de activistas en otros países, como Martin Luther King.

Un libro de 2015, de dos escritores sudafricanos, señaló casos en los que Gandhi se quejó de que los indios estaban siendo obligados a usar las mismas entradas separadas que los africanos, lo que significaba que «sus hábitos civilizados (…) son puestos a nivel de los hábitos de los nativos aborígenes».

«Sobre la mezcla de los kafires con los indios, debo confesar que me siento más fuerte», escribió en una carta en 1904.

Por su parte, los estudiantes que sienten más simpatía por la vida de Gandhi dicen que sus puntos de vista a ese respecto eran ignorantes y prejuiciosos, pero producto de su tiempo, y que sus campañas por la justicia social tienen una resonancia universal y han alimentado el activismo por los derechos civiles en África.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.