Refugiados en uno de los campamentos desplegados en Grecia. Foto: Reuters

Apesar de no contar con el apoyo de Estados Unidos y Hungría, la Asamblea General de la ONU aprobó el Pacto Mundial sobre los Refugiados, acuerdo que busca aumentar el apoyo a los países donde vive la mayor parte de los 25 millones de refugiados del mundo.

La presidenta de la Asamblea General de la ONU, María Fernanda Espinosa, celebró la aprobación del Pacto Mundial sobre Refugiados. «Hoy es un buen día para los 25 millones de refugiados en el mundo, es un buen día para los países y las comunidades que acogen a los refugiados, que ahora van a recibir más ayuda», aseguró Espinosa en un acto celebrado tras la aprobación del pacto.

El pacto migratorio refuerza la responsabilidad compartida de ayudar a quienes se ven obligados a abandonar sus países debido al conflicto o persecución y proporcionará más inversiones, tanto de Gobiernos como del sector privado, para fortalecer las infraestructuras y los servicios para los refugiados, así como a las comunidades de acogida.

El pacto global se basa en el actual sistema legal sobre refugiados, especialmente en la Convención de 1951, y en la legislación humanitaria y de derechos humanos. Es una herramienta no vinculante legalmente para reforzar la cooperación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.