Piratas informáticos infiltrados en la red de comunicación diplomática de la Unión Europea (UE) descargaron miles de cables que revelan preocupación por la Administración de Donald Trump, las dificultades con Rusia y China y el temor a que Irán reactivase su programa nuclear, informó este miércoles The New York Times.

Más de mil 100 cables fueron proporcionados al diario por la empresa de seguridad cibernética Área 1, que descubrió la brecha. Según el periódico, el material recogido por los piratas, que se infiltraron durante años en la red, “incluye memorandos de conversaciones con líderes en Arabia Saudí, Israel y otros países que se compartieron en toda la UE”.

Los documentos repasan, por ejemplo, las difíciles relaciones entre Bruselas y Washington tras la llegada de Trump. “En un cable, los diplomáticos europeos describieron una reunión entre el presidente Trump y el presidente ruso Vladimir Putin en Helsinki como “exitosa (al menos para Putin)”, escribe The New York Times.

En otro, escrito después de esa reunión, que se celebró el pasado 16 de julio, se transmitió un informe detallado y un análisis de una discusión entre los funcionarios europeos y el presidente de China, Xi Jinping, quien fue citado comparando el “acoso” a Beijing por parte de Trump con un “combate de estilo libre sin reglas”.

“Los piratas también se infiltraron en las redes de Naciones Unidas, la Federación Americana del Trabajo y el Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO), y los ministerios de Asuntos Exteriores y Finanzas de todo el mundo”, añadió el diario.

En el caso de la AFL-CIO, se centró “en temas relacionados con las negociaciones sobre el Acuerdo Transpacífico, un acuerdo comercial que excluía a Beijing”.

El medio destaca que “algunas de las más de 100 organizaciones e instituciones fueron atacadas hace años, pero muchas no se dieron cuenta de la violación hasta hace unos días, cuando algunos fueron alertados por el Área 1, firma fundada por tres exfuncionarios de la Agencia de Seguridad Nacional”.

La UE ha reconocido estar al tanto de la “posible fuga de información sensible” y ha confirmado que investiga “activamente” el asunto, aunque ha evitado entrar en más valoraciones por motivos de seguridad operativa. No obstante, fuentes europeas han apuntado que las comunicaciones más secretas se almacenan en un sistema separado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.