(España) – Una dosis de realidad en palabras de una chica formidable. Toda una lección de vida y coraje contra el buenismo imbécil. Cuando las leyes pasan de lo urgente y necesario a lo irreal, exagerado y estúpido, es bueno escuchar voces como la suya.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.