El tanque T-80U durante la exhibición internacional Ármiya 2017, Moscú, Rusia. Mikhail Voskresenskiy / Sputnik

El tanque ruso T-80BBM, la versión actualizada del T-80, podrá utilizar proyectiles perforantes con núcleo de uranio empobrecido.

Ese vehículo blindado «ha obtenido un estabilizador de armas modificado y un cargador automático para las municiones 3BM59 Svinets-1, 3BM60 Svinets-2», según indica el libro de referencia ‘El Ejército de Rusia en comparación’ que ha publicado el Ministerio de Defensa de Rusia e informa la agencia TASS.

El proyectil perforador Svinets-1 tiene un núcleo de carburo de tungsteno, mientras que la parte central del Svinets-2 está compuesta por una aleación de uranio. Diversas fuentes indican que el poder perforador del primero varía entre 700 y 740 milímetros de blindaje a 2.000 metros, mientras que la segunda versión perfora entre 800 y 830 a la misma distancia.

Víktor Murajovski, experto militar ruso, confirmó a TASS que el núcleo del Svinets-2 «está compuesto por una aleación de uranio empobrecido con tungsteno».

Hasta hace poco, el problema de emplear ese armamento en tanques rusos radicaba en que que su longitud era mayor que la de otros proyectiles convencionales, así que Moscú ha modificado los cargadores automáticos de tanques.

A partir de ahora, el mando militar ruso plana dotar con los nuevos cargadores y estas municiones a otros de sus principales carros de combate, como el T-72 y el T-90.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.