Los hechos de violencia registrados en el país, iniciados en abril pasado, generaron la paralización de las actividades comerciales y turísticas. | Foto: Reuters

El presidente del Banco Central de Nicaragua, Ovido Reyes, aseguró que ante las dificultades, el país ha logrado recuperarse «tomando la senda de la normalidad».

El Consejo Superior de la Empresa Privada de Nicaragua (Cosep) reveló este sábado que las pérdidas económicas del país superan los 1.300 millones de dólares tras la paralización de las actividades comerciales y turísticas, consecuencia de las protestas violentas de grupos opositoras iniciadas en abril.

Además, estimó que esto significa la caída del 10 por ciento del sector productivo de Nicaragua, lo que ha afectado económica y laboralmente a más de 400 mil nicaragüenses.

«La economía ha venido cayendo casi 9 puntos (1.300 MMD), es decir, cada mes significa un año, medio año perdido dependiendo del sector», dijo el presidente superior de Cosep José Adán Aguerre.

El turismo y la empresa privada son los sectores más afectados de la economía nacional, que también se ha visto perjudicada por las recientes sanciones financieras impuestas por Estados Unidos.

Por su parte, el diputado Sandinista, Luis Barbosa, aseguró que las manifestaciones afectaron gravemente el crecimiento sostenible que venía registrando la nación centroamericana tras la gestión social, política implementadas por el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.

«Para nadie es desconocido que antes del 18 de abril del 2018 nuestro país navegaba en aguas tranquilas, en un crecimiento, en una seguridad social ciudadano, en diálogo y consenso antes de abril del 2018 «, añadió Barbosa.

No obstante, el presidente del Banco Central de Nicaragua, Ovido Reyes, aseguró que pese a las dificultades presentadas en los últimos 8 meses de protestas, sector económico se ha recuperado «tomando la senda de la normalidad» con la que se venía desarrollando la economía del país.

Ovidio prevé que está crecerá entre 2019-2020 de manera progresiva, en el marco de las estrategias implementadas por el mandatario Ortega, quien ha reiterado su compromiso para optimizar políticas financieras que logren mitigar las sanciones del Nicaraguan Investment Conditionality Act (Nica Act) impuesto por EE.UU.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.