El diario británico The Times publicó un texto el pasado 23 de diciembre en el que define a Sputnik, agencia de noticias y emisora de radio financiadas por Rusia, como “un títere del Kremlin”.

La base de ese artículo que escribió Mark Macaskill se centraba en la controversia por la filtración de documentos relacionados con las actividades de la Iniciativa de integridad (‘Integrity Initiative’ o II, por sus siglas en inglés), un proyecto financiado por Londres con el pretexto de contrarrestar la presunta propaganda rusa.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.