El 27 de diciembre, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Emiratos Árabes Unidos confirmó la reapertura de la Embajada de los Emiratos Árabes Unidos en Siria ese día, siete años después de romper las relaciones diplomáticas. Según la agencia de noticias Reuters, que cita a una agencia estatal, el encargado de negocios emiratí reanudó sus funciones el mismo día.

El 16 de diciembre, el presidente sudanés, Omar al Bashir, realizó una visita sorpresa a Damasco para encontrarse con Bashar al Assad. Esta fue la primera visita de un jefe de estado árabe a la capital siria desde 2011.

En septiembre, el periódico libanés Al Akhbar informó que Ali Mohammed bin Hamad al Shamsi, asesor del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de los Emiratos Árabes Unidos, viajó secretamente a Damasco en julio para discutir la reanudación de las relaciones entre Abu Dhabi y Damasco y mantuvo una reunión con un alto responsable sirio.

Abu Dhabi describió a la “República Árabe Siria” como un “país hermano” y dijo que la reapertura de la embajada fortalecería el papel de los países árabes en el apoyo a la independencia, la integridad territorial y la soberanía de Siria y reduciría el riesgo de injerencia regional en sus asuntos.

Durante varias semanas, se mencionó la reapertura de la Embajada de los Emiratos, mientras que las renovaciones se estaban llevando a cabo en el edificio.

La Liga Árabe suspendió la membresía de Siria en noviembre de 2011, paralelamente a la presión de Occidente sobre Siria y algunos países, como Arabia Saudí o Qatar intentaron entregar el escaño en la Liga a la oposición siria y legalizar la intervención militar extranjera en Siria con el objetivo de derrocar al poder gobernante.

Según otro despacho, Bahrein también ha expresado su voluntad de reabrir rápidamente su embajada en Damasco tras varios años de haber cortado sus relaciones diplomáticas con ese país. Según fuentes sirias, la embajada bahreiní será reabierta en los próximos diez días.

Además, después de 8 años de suspensión, el primer vuelo directo desde Damasco a Túnez aterrizó el jueves en la pista del aeropuerto de Monastir. Este primer vuelo de la línea Sham Wings, procedente de Damasco, transportó a 150 turistas sirios que se distribuirán en los distintos hoteles de la región del Sahel, donde pasarán las vacaciones de fin de año.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.