A cada minuto los kurdos emiten declaraciones totalmente contradictorias. Por un lado, el portavoz de YPG, Nuri Mahmud, acaba de asegurar a la agencia de noticias kurda Rudaw News esta misma tarde que el ejército regular sirio no entrará en Manbij.

“Acabamos de hacer un llamamiento al ejército sirio para que venga a proteger la integridad territorial del suelo sirio y nuestras conversaciones tuvieron lugar en este contexto, para no permitir que entraran en la ciudad de Manbij”, ha dicho.

“El ejército sirio no entrará en la ciudad de Manbij ni en las aldeas vecinas. En estos momentos no hay tropas sirias dentro de la ciudad de Manbij”, continuó Mahmud.

“Estarán estacionadas fuera de las ciudades para proteger la integridad de Siria”, añadió.

En cuanto a la retirada del ejército estadounidense de Manbij, Mahmud ha dicho que las tropas no habían recibido ninguna orden de salida. “Hasta ahora los estadounidenses no han tomado ninguna medida concreta para retirarse del norte de Siria, es sólo una decisión”, precisó el portavoz.

“Los estadounidenses ni siquiera han recibido consejos sobre cómo deben retirarse y de dónde deben hacerlo”, añadió Mahmud, lo que entra en contradicción con lo que dice el periódico turco Yeni Safak: los estadounidenses están abandonando Siria.

El periódico turco afirma que un convoy con 50 soldados estadounidenses ha salido de Siria por Al-Malkiyah en blindados y vehículos Hummer en dirección hacia Irak.

Las paradógicas declaraciones de Mahmud siguen a otras inmediatamente anteriores de Jeyhan Ahmed, portavoz de la administración autónoma kurda, según las cuales el acuerdo para transferir unidades del ejército sirio a los territorios ocupados por los kurdos en el norte de Siria se extendería a la orilla oriental del Eufrates.

Este portavoz añadió que las FDS apoyaban la idea de poner la ciudad de Manbij bajo el control de las tropas gubernamentales sirias. “Hemos trabajado con Damasco para bloquear el camino de Turquía”, dijo Ahmed.

Tras la decisión de Estados Unidos de retirar sus tropas de Siria, Ankara esperaba tomar el control de Manbij y anexionarlo a la zona de seguridad en la zona fronteriza entre Azaz y Jarablus. El 21 de diciembre Erdogan dijo que el ejército turco liberaría a la ciudad de las fuerzas kurdas.

En medio de estas declaraciones contradictorias, Turquía sigue concentrando tropas y material de guerra en la frontera con Siria, mientras en Moscú una delegación discute con los rusos la situación en la orilla oriental del río Éufrates.

Los vecinos de Jarablus han informado de que tropas turcas habían entrado en la ciudad siria, que es fronteriza entre ambos países, mientras helicópteros estadounidenses sobrevolaban por encima.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.