Se cumplen 215 años de la independencia de Hatí, primera nación que se emancipó en Latinoamérica

156

Este 01 de enero Haití conmemora los 215 años de la declaración de independencia del colonialismo francés convirtiéndose en la primera nación latinoamericana y caribeña en proclamar su emancipación tras una violenta revolución.

A más de dos siglos de su independencia, Haití atraviesa una fuerte crisis social y económica que la ha llevado a ser considerada la nación más pobre del hemisferio occidental.

La crisis política y social que atravesó Haití en 2018 es un claro ejemplo de la situación de inestabilidad que ha vivido la nación caribeña en parte debido a la injerencia de Estados Unidos.

Durante el 2018, Haití fue escenario de violentas manifestaciones que exigían la renuncia del presidente Jovenel Moise.

Para atender a la exigencia de los manifestantes, Moise llamó a diálogo a los sectores políticos y sociales que le eran opuestos, en un principio esta recibió el rechazo de sus opositores.

Cómo medida para tratar de contrarrestar la presión de la oposición, el Gobierno anunció empleos para los sectores más pobres, así como medidas para garantizar la paz y la estabilidad.

Atendiendo la exigencia de los sectores opositores Moise debió solicitar la renuncia de del primer ministro Jack Guy Lafontant.

El 7 de agosto, Moise presentó a Jean-Henry Céant, quien fuera su adversario en las elecciones presidenciales, como nuevo primer ministro.

En el país, la inestabilidad política y la debilidad de las instituciones han contribuido a un fuerte rezago en materia de infraestructura y desarrollo social, situación empeorada por catástrofes naturales como huracanes o el devastador terremoto de 2010.

La presencia militar de EE.UU. tras el terremoto de 2010 y las misión de paz de la ONU, no se ha llevado al repunte económico ni social.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) había pronosticado un crecimiento del PIB de 2 por ciento para este año, lo redujo a 1.8.

De acuerdo con datos del Fondo Monetario Internacional (FMI), Haití es el país con la renta per cápita más baja de América Latina y el Caribe. Esta situación lo ubica como el país más pobre de la región.

La moneda nacional, el gourde, pierde cada vez más su valor frente al dólar, disminuyendo el poder de compra de la población de Haití, donde más de la mitad de los 10 millones de habitantes sobrevive con menos de 2 dólares diarios.

A 215 años de su independencia, muchos haitianos se preguntan si hay algo que celebrar o conmemorar.

Historia de la independencia de Haití

En virtud del tratado de Ryswick (1697) España había cedido a Francia la parte occidental de la isla de Santo Domingo, que se convirtió así en un emporio cafetalero habitado por más de medio millón de esclavos y unos 50.000 blancos, en cuyo territorio surgiría el actual Haití.

Al estallar la Revolución francesa, los esclavos reclamaron la abolición de la esclavitud y la igualdad con los blancos, inspirados por la Declaración de Derechos de la Asamblea Constituyente, sin darse cuenta de que esa declaración, que en teoría se refería a todo el género humano, en realidad contemplaba sólo los derechos de los blancos. Estos últimos, carentes de visión y temerosos de las posibles consecuencias, se negaron rotundamente a acceder, y con ello sólo consiguieron precipitar el levantamiento en armas de los esclavos, que lo hicieron con una violencia terrible pero en concordancia con la bárbara explotación a que habían sido sometidos. Los ingleses, interesados en adueñarse de la rica colonia cafetalera, ayudaron a los sublevados, por lo que el gobierno francés decidió poner las tropas coloniales al mando de un capacitado militar negro haitiano, miembro del ejército de la colonia, Toussaint L’Ouverture, quien consiguió imponer una tensa calma al tiempo que ocupaba la parte española de la isla, la colonia de Santo Domingo, que había sido cedida a Francia en 1795 en virtud del tratado de Basilea.

En 1801 L’Ouverture promulgó una Constitución para Santo Domingo que declaraba toda la isla como colonia autónoma del imperio francés, pero ante la negativa a entregar todo el poder de la población de origen español, Toussaint se impuso como jefe supremo y rompió abiertamente con Francia. El Estado creado por Toussaint fue reconocido por EE.UU. y Gran Bretaña, pero no por Napoleón, quien envió a la isla al general Leclerc al mando de un fuerte contingente de tropas. Éste derrota a Toussaint, le hace prisionero mediante un engaño y le envía a Francia junto con los demás jefes negros capturados. Allí moriría. En el país sólo quedaron jefes mulatos como Clervaux y Pétion. Muerto Leclerc, fue sustituido por el general Rochambeau, quien sitiado desde el mar por los ingleses de Jamaica y desde tierra por el caudillo mulato Dessalines, fue derrotado en la batalla de Cap Francáis (noviembre, 1803). Finalmente, el 1 de enero de 1804, se proclama la independencia de Haití, primera república negra del mundo y segunda de America, después de los EE.UU.

La proclamación, hecha por Dessalines en Gonaives, estuvo presidida por el júbilo de negros y mulatos. El líder independentista, capaz estratega natural pero ex-esclavo analfabeto, se mostró incapaz de gobernar un país inculto y maltrecho, como lo demostró al decretar el exterminio de la minoría blanca que había decidido quedarse en el país, e invadir posteriormente la parte española de la isla, Santo Domingo, donde sembró el terror y asesinó a mansalva, aunque fracasó en la toma de la capital. Su despotismo exasperó a sus propios correligionarios y fue asesinado en octubre de 1806. El país quedó dividido entre dos gobiernos: en el sur de la isla, el de Alexandre Pétion, de carácter moderado, y en el norte, el de Henri Christophe, megalómano y déspota como Dessalines quien se proclamó emperador con el hombre de Henri I y sometió a su pueblo a las más curiosas extravagancias, hasta que un movimiento revolucionario le hizo suicidarse ante la inminencia de la derrota. Desaparecidos todos los líderes de la independencia, sólo quedó Pierre Boyer, mulato inteligente que dio coherencia y estabilidad al turbulento país

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.