El presidente de Siria, Bashar al-Asad, en una mezquita en la capital siria, Damasco, 19 de noviembre de 2018.

Aquellos de nuestros hermanos árabes que están conspirando ahora contra nosotros, los veremos en Damasco después de la crisis pidiendo disculpas por lo que sucedió“, predijo el presidente sirio, Bashar al-Asad, en diciembre de 2011 frente a un grupo de jóvenes en el palacio presidencial.

Con el inicio de la crisis siria a principios de 2011, varios países árabes cerraron sus embajadas en Damasco, capital de Siria, en protesta por lo que calificaron de “represión” de las protestas de los opositores por parte del Gobierno sirio.

Sin embargo, una vez aclarado el origen de la crisis en el país árabe y tras el éxito del Ejército sirio en la recuperación de su territorio de manos de los grupos terroristas, ya se está hablando de que dichos países árabes desean retomar sus relaciones con Siria.

Ayer domingo, en una sesión parlamentaria, los legisladores de Jordania pidieron al Gobierno de Amán que restablezca las relaciones diplomáticas con Siria al nivel existente antes del estallido de crisis en el país árabe.

Por otra parte, el canciller de Baréin, Jalid bin Hamad Al-Jalifa, el viernes describió por primera vez en los últimos años a Siria de actor clave en la política del Oriente Medio, afirmando que su país respalda a Siria en la protección de su soberanía. La Cancillería de Baréin también aseguró que reabrirá su misión diplomática en Damasco, capital siria.

Y el jueves los Emiratos Árabes Unidos (EAU) reabrieron su embajada en Damasco, lo que supone un nuevo paso en el reconocimiento del Gobierno de Bashar al-Asad. En noviembre de 2012, el canciller de EAU, Muhamad Anwar Gargash, abogó por armar a los grupos opositores sirios para obtener ganancias políticas.

Los estadounidenses también se han visto obligados a reconocer la victoria del mandatario sirio y de sus aliados, es decir: Rusia e Irán, frente a los esfuerzos de algunos países árabes y occidentales y de los grupos terroristas para derrocar a Bashar al-Asad.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.