El presidente venezolano denuncia una “campaña bestial” por parte de EE.UU. para justificar cualquier ataque a su Gobierno y presentarlo como un “dictador”.

“Lo hacen para poder justificar cualquier cosa contra Venezuela en la conspiración permanente que hay desde la oligarquía bogotana, desde el imperialismo estadounidense contra Venezuela, contra la Revolución Bolivariana”, dijo el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en una entrevista que concedió el martes al periodista y analista político español Ignacio Ramonet, en el palacio de Miraflores en Caracas, capital venezolana.

Maduro aseguró que existe una “campaña bestial” liderada por Estados Unidos y otros Gobiernos “de ultraderecha” con el motivo de desprestigiarlo y difundir la idea de que es “un dictador”.

El mandatario destacó en la entrevista el papel de Colombia en el intento de magnicidio con varios drones que sufrió hace unas meses cuando participaba en un acto militar en Caracas (la capital venezolana).

El 4 de agosto, el discurso del presidente de Venezuela en el acto conmemorativo de los 81 años de la creación de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) fue interrumpido por detonaciones de drones cargados con explosivos, si bien resultó ileso.

A pesar de que las autoridades colombianas han negado en reiteradas ocasiones el intento de asesinar al presidente venezolano, Maduro vuelve a asegurar en sus declaraciones que los responsables del incidente fueron agentes de Bogotá.

“El dron y todos los explosivos se prepararon desde Colombia, bajo la dirección del Gobierno del expresidente Juan Manuel Santos, y tuvieron participación y conocimiento en la Casa Blanca”, afirmó Maduro.

Además, el mandatario insiste en el apoyo de EE.UU. al intento de magnicidio. “Hoy no tenemos ninguna duda, detrás de ese atentado hubo un sí, un okey de la Casa Blanca. Ya sabemos que John Bolton, consejero de Seguridad Nacional del presidente Trump, está dentro de los planes, dirige los planes para asesinarme. Ya lo he denunciado”, añadió el presidente.

Venezuela denuncia que enfrenta un complot orquestado desde el exterior y acusa, en especial, a EE.UU. de tratar de derrocar al legítimo Gobierno de Maduro.

En agosto, el presidente estadounidense, Donald Trump, confirmó que no iba a “descartar una opción militar” para hacer frente a la crisis venezolana. Su discurso intervencionista le granjeó el rechazo de las naciones latinoamericanas y de allende el continente americano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.