El 2 de enero el responsable de inmigración del Ministerio argelino de Interior, Hacene Kacimi, anunció que el país norteafricano se enfrenta a “grandes tramas que organizan la entrada ilegal de terroristas sirios en Argelia”, a través de Níger y Malí con pasaportes sudaneses falsos.

Es la típica información que siempre pasa desapercibida. Según el sitio web “Algérie Patriotique” Kacimi dijo que “el número de ex soldados del ejército sirio que se han infiltrado clandestinamente en Argelia mantuvo relaciones con altos oficiales de la ASL [ejército sirio libre], una milicia creada por potencias extranjeras en 2011 para derrocar al gobierno sirio”.

Kacimi añadió que el ejército argelino estaba vigilando de cerca las actividades sospechosas a lo largo de las fronteras meridionales de Argelia para evitar la infiltración de terroristas procedentes de Siria.

También recordó que hace unas semanas, unos 100 sirios llegaron a la frontera sur de Argelia, escoltados por hombres armados locales, pero que fueron detectados y expulsados inmediatamnte.

Esos falsos refugiados, dijo Kacimi, habían pasado posiblemente por Turquía, Jordania, Egipto o Sudán y llevaban pasaportes sudaneses falsos. “Se trata sin duda de una red criminal y tendríamos que estar más atentos para evitar que entren en territorio argelino”.

Por su parte, el periódico argelino en árabe El-Massa también advirtió de que algunos países vecinos, que habían tenido papeles muy activos en el desarrollo de actividades terroristas en Oriente Medio, estaban intentando trasladar a otros países a algunos de los terroristas que apoyaron en Siria e Irak, particularmente al norte de África.

Tarde o temprano, el retorno de al menos 5.600 miembros del Califato Islámico a los países del norte de África será una fuente de inestabilidad para los países de la región, informa El-Massa, añadiendo que Túnez y Argelia son los más amenazados.

Recientemente, el ministro de Asuntos Exteriores de Argelia, Abdelkader Messahel, volvió a advirtir del regreso de los miembros del Califato Islámico a sus países de origen, destacando que el número de yihadistas argelinos sería menor que el de otros países del norte de África.

El sitio en línea de la televisión iraní Press Tv, no ha descartado la posibilidad de que Estados Unidos pueda estar involucrado en estos traslados, sobre todo porque cooperan con Francia en el Sahel y sus bases militares en Libia, Túnez y Níger rodean a los países norteafricanos.

Argelia está mal vista en Washington porque, entre otras cosas, mantiene buenas relaciones tanto con Rusia como con China.

El anuncio de la retirada de las tropas estadounidenses y sus mercenarios de Siria e Irak es un mal presagio para el Continente Negro y, muy especialmente, para los países norteafricanos y del Sahel.

Eso está muy cerca de Europa…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.