Acuerdo Aquisgrán (franco-alemán) preludio del fin de la OTAN

117

Hay una lucha subterránea extremadamente fuerte entre las superpotencias capitalistas. Ya sabemos que la confrontación más dura es entre este país (Estados Unidos) y la dupla China-Rusia. Pero en este caso se trata de la dura confrontación entre Estados Unidos y la Unión Europea. Para el primero significa su supervivencia a expensas de Europa, una región que prácticamente ha estado bajo su dominio desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Y para la segunda se trata de la liberación de aquellas viejas ataduras. Las dos economías más importantes de esta región (Europa), Alemania y Francia, se han constituido en los baluartes de estas ansias de libertad. Gran Bretaña la otra potencia europea está sumida en una grave crisis desde el 23 de junio de 2016 cuando se realizó el Referéndum sobre su retirada de la Unión Europea, también conocido como brexit.

En lo concreto, los entretejes y los pulsos entremezclados de complots y maquinaciones en los entramados de las oscuras redes del poder mundial en una feroz pugna, son parte de la nueva reconfiguración o nueva correlación de fuerzas que agita muy fuertemente el sistema capitalista mundial desde sus raíces, sobre todo, después de la implosión de la hegemonía mundial estadounidense. Tal vez, como hemos anunciado en apuntes anteriores, esta constituya el pronto surgimiento de una nueva superpotencia capitalista.

En realidad los hechos son sorprendentes que a muchos, por no decir a todos, los ha pillado con sus prendas íntimas en el suelo. Un escándalo mundial que satisface a los monopolios de la información, involucrando incluso a algunas mentes lucidas que han caído en esto, al influjo de sus incapacidades de observancia o abstracción de lo que ocurre en el sistema capitalista en sus últimos zigzagueos. El asunto verdaderamente es sorprendente.

Veamos esto:

I.- El declive de Estados Unidos lo ha empujado a confrontarse incluso con sus socios (¿satélites?) más cercanos: 

En principio hasta finales de 2016 Estados Unidos era incapaz de tomar una disyuntiva histórica entre retroceder o pasar a una confrontación abierta con Rusia y China. Su única opción era el retroceso, pues, sus bravuconadas eran completas alharacas provenidas de su acogotamiento y estrangulación por la paridad estratégica. Era su soberbia provenida de su falsa ilusión de creerse aún la máxima potencia mundial cuando ya no lo es.

Sin embargo aquello cambió con la retirada estratégica diseñada por la propia burguesía financiera estadounidense, tras constatar la bancarrota de su economía y el serio declive de su poderío que como sabemos fue aceptada en el discurso de toma de mando de Donald Trump el 20 de enero de 2017.

En este marco de hechos ocurre el 8 de mayo de 2018 el retiro de Estados Unidos del pacto nuclear que había firmado con Irán en 2015. Tras este hecho, envalentonado como un gendarme internacional, firmó la orden del retiro de todas las empresas y países que tenían contratos con este país (Irán) y que en noviembre de 2018 los extendió al sector petrolero, así como a las operaciones con puertos y empresas marítimas y las transacciones de instituciones financieras con el Banco Central iraní, bajo cargo de severas sanciones en caso de incumplimientos.

Veamos:

“Estados Unidos se retira del acuerdo nuclear con Irán: El presidente estadounidense, Donald Trump, ha anunciado el abandono por parte de EE.UU. del acuerdo nuclear con Irán. El anuncio se produce luego de que varios países intentaran persuadir al mandatario de no retirarse del histórico tratado. Según el presidente de EE.UU., el acuerdo nuclear de 2015 es un “trato horrible y unilateral” que “no ha traído la paz” y “nunca lo hará”. Trump ha argumentado su decisión afirmando que, aun si Teherán cumple las disposiciones del tratado, la República Islámica puede desarrollar armas nucleares “en poco tiempo” (1).

Luego el 31 de mayo de 2018 Estados Unidos inició lo que se llama la guerra comercial. Esta no fue dirigida primero contra Rusia y China, sus mortíferos enemigos según el pentágono, sino contra sus propios aliados como son en este caso Canadá, México y la Unión Europea (Alemania y Francia). Estos países fueron conminados a pagar más impuestos si querían seguir exportando a Estados Unidos. Y eran los países que vendían más de la mitad de acero y aluminio a este país.

Veamos:

“El Departamento de Comercio estadounidense anunció hoy la suspensión de la exención a la imposición de aranceles a la importación de acero y aluminio de la Unión Europea (UE), Canadá y México, una decisión que dispara las tensiones comerciales y provocará represalias de sus socios. “Hemos decidido no ampliar la exención para UE, Canadá y México, por lo que estarán sujetos a los aranceles del 25 % y 10 %” al acero y el aluminio”, indicó Wilbur Ross, secretario de Comercio de EEUU, en una conferencia telefónica con los periodistas horas antes de que se cumpliera el plazo para tomar una decisión al respecto. Los aranceles entrarán en vigor mañana, 1 de junio. Ross subrayó que, aunque “hubo avances en las conversaciones con la UE”, no fueron suficientes “para mantener las exenciones temporales o lograr exenciones definitivas” (2).

Ese mismo día la Unión Europea le hizo saber a Estados Unidos que aquello era un atentado contra los intereses europeos.

Veamos:

“La Unión Europea ha anunciado que iniciará este viernes 1 de junio los procedimientos legales contra Estados Unidos ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) e iniciará los procedimientos para aplicar aranceles a las importaciones de productos estadounidenses al bloque comunitario. Estados Unidos no nos deja otra opción que proceder con un procedimiento de disputa ante la OMC y con la imposición de aranceles adicionales a una serie de importaciones procedentes de Estados Unidos. Defenderemos los intereses de la UE cumpliendo totalmente con la legislación comercial internacional”, ha lamentado en un comunicado el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker” (3).

De hecho el asunto fue una monumental intervención en los asuntos internos de estos países. Aquello deviene en claras provocaciones contra la soberanía de estos países.

En el aspecto económico sobre todo en lo referido al proyecto del gasoducto ruso-alemán Nord Stream 2 que cruzará el mar Báltico la presión sobre empresas alemanas ha sido muy fuerte. Una situación absolutamente indignante para países que se decían ser soberanos.

II: La reacción de Alemania y Francia:

Y como tenía que ser, aun de los pesados grilletes que existían, hubo reacciones. Alemania estaba muy clara. El 24 de julio de 2018 en una entrevista con la televisión local ARD, el jefe de la diplomacia alemana, Heiko Mass, se pronunció.  Dijo: “No nos dejaremos amenazar ni cederemos porque, si lo hacemos una vez, me temo que tendremos que lidiar con este comportamiento muy a menudo en el futuro, y no aceptaremos eso”…“nadie puede tener interés en los aranceles punitivos” porque, al final, “todos perderán”. Heiko Mass también ha dicho que su país “espera que sea posible encontrar una solución de consenso” entre los países europeos y la Casa Blanca al respecto” (4).

Aún más duro fue el rechazo del presidente francés, Emmanuel Macron, a los diálogos sobre un gran pacto comercial entre la Unión Europea y Estados Unidos exigida por este último país después de imponer semejantes aranceles. Aquello de hecho habría calado fuertemente en las fibras más íntimas de las burguesías estadounidenses. Esto será observado más nítidamente unos meses después, concretamente a partir del sábado 17 de noviembre de 2018.

Veamos:

“El presidente de Francia no apoya nuevos diálogos entre la Unión Europea y EE.UU. sobre un gran pacto comercial y llama a los europeos a “unidad” frente a Trump. “Cualquier diálogo comercial puede basarse solo en una relación equilibrada, y de ninguna manera en amenazas. En este caso (diálogo con EE.UU.) tenemos dudas que tenemos que aclarar con nuestros socios europeos. No apoyo el inicio de un gran diálogo comercial, puesto que el contexto no lo permite”, ha señalado este jueves el mandatario francés, Emmanuel Macron. En declaraciones ofrecidas durante una rueda de prensa conjunta con su par español, Pedro Sánchez, desde Madrid, la capital de España, Macron ha insistido en que en estos momentos no hay condiciones para iniciar negociaciones con Washington, y ha rechazado, en concreto, la imposición de aranceles por parte de EE.UU. a la importación de metal europeo. Para París, el levantamiento de los aranceles sobre los metales europeos es “un requisito previo para cualquier avance sustantivo” en el camino de normalizar las relaciones comerciales entre el bloque comunitario y EE.UU., ha recalcado el presidente francés” (5).

Esta caótica situación fue empeorada aún más con la pretendida retirada estadounidense de algunos acuerdos internacionales sobre todo en lo referido a las armas nucleares de corto y mediano alcance que en lo inmediato afectarían seriamente la seguridad europea, ubicándolo nuevamente, como en la Segunda Guerra Mundial, en el epicentro de las graves confrontaciones mundiales, pues, Rusia había respondido severamente advirtiendo que no se quedaría con los brazos cruzados ante esta grave provocación y consecuentemente apuntaría de forma directa con su poderío nuclear contra todos aquellos países ubicadas cerca de sus fronteras que decidieran alojar este tipo de armamento en sus territorios.

En efecto el 2 de noviembre de 2018, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró que su país abandonaba el Tratado Sobre las Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF) supuestamente en respuesta a las violaciones del acuerdo por parte de Rusia, por lo que a partir de entonces Estados Unidos incrementaría sus capacidades nucleares “hasta que otros países como Rusia y China entren en razón”.

Veamos:

“Trump afirma que EEUU se retira de un pacto nuclear con Rusia. El presidente de EEUU; Donald Trump, declaró el sábado que Estados Unidos “terminará” con un tratado de armas nucleares con Rusia. Se trata del tratado de fuerzas nucleares de rango intermedio (INF en sus sigles en inglés) firmado en 1987 por Ronald Reagan y Mikhail Gorbachev, que Trump afirma dice que Rusia ha estado violando con el desarrollo de un nuevo misil crucero. En declaraciones a los periodistas después de un mitin de campaña el sábado en Nevada, Trump dijo: “Rusia ha violado el acuerdo. Lo han estado violando durante muchos años y no sé por qué el presidente Obama no se retiró. No vamos a dejar que los rusos violen un acuerdo nuclear y desarrollen armas y que a nosotros no se nos permita hacerlo. Nosotros somos los que hemos respetado el acuerdo, pero desafortunadamente, Rusia no lo ha respetado, por lo que vamos a rescindirlo, vamos a retirarnos” (6).

Se sabe que el Tratado sobre las Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF según sus siglas en inglés) fue firmado en Washington, el 8 de diciembre de 1987, por los presidentes de Estados Unidos y de la ex Unión Soviética, Ronald Reagan y Mijaíl Gorbatchov, respectivamente, en el que refrendaron desmantelar sus misiles estacionados, por parte de Estados Unidos, en Europa: Inglaterra (misiles balísticos Pershing 2), Italia, Bélgica, la RFA (República Federal de Alemania) y los Países Bajos. En tanto por la parte de la ex Unión Soviética su compromiso giraba en torno al desmantelamiento de sus misiles balísticos SS-20, desplegados en su territorio.

Entonces esto hizo aflorar en los países europeos la necesidad del ejército propio. En efecto tras aquellos hechos, las agitaciones en las principales burguesías europeas se han vuelto muy preocupantes, sobre todo, en Alemania y Francia.

Veamos:

Primero, el 6 de noviembre de 2018 se tuvo noticias provenidas desde las prensas internacionales de las declaraciones del presidente francés Emmanuel Macron pronunciándose abiertamente por un ejército europeo. Esto ocurrió en su discurso ante embajadores galos reunidos en el Palacio del Elíseo, cuando dijo: “Europa ya no puede dejar su seguridad únicamente en manos de EE.UU. Nos corresponde asumir nuestra responsabilidad y garantizar la seguridad y, de esta forma, la soberanía europea”.

El apunte:

“Yo creo en un proyecto de una Europa soberana” que pasa en particular por “un verdadero ejército europeo”, afirmó Emmanuel Macron en una entrevista a la emisora Europe 1, durante su periplo de seis días por el noreste de Francia en escenarios de la Primera Guerra Mundial de cuyo término se conmemoran 100 años. Insistió en que “los europeos no estarán protegidos si no se decide tener un verdadero ejército europeo” frente a una Rusia que “ha demostrado que puede ser amenazante” o frente a “potencias autoritarias que reemergen y se rearman en las fronteras de Europa”. Añadió que “hay que tener una Europa que se defienda más por sí sola, sin depender únicamente de Estados Unidos” (7).

Segundo, también la canciller alemana Angela Merkel hizo declaraciones puntuales a este respecto. Aquello ocurrió el 13 de noviembre de 2018 en Estrasburgo (Francia), sede oficial del parlamento europeo.

Veamos:

“He propuesto un consejo de seguridad europea”, ha afirmado Merkel, “una tropa de intervención rápida europea, y tenemos que seguir trabajando en la visión de que tengamos un auténtico ejército europeo. Como decía Juncker hace 4 años, un ejército europeo demostraría al mundo que entre los países de Europa nunca puede haber una guerra. Y no es un ejército contra la OTAN, es un buen complemento de la OTAN, nadie quiere echar por la borda una alianza que se ha probado valiosa” (8).

Por supuesto la respuesta de la decadente burguesía financiera estadounidense no se hizo esperar, sobre todo, en una coyuntura de extrema belicosidad de falta de respeto incluso a sus propios aliados. Aquello sobrevino el 13 de noviembre de 2018 desde los acostumbrados escritos vía Twitter del presidente estadounidense, Donald Trump.

Veamos:

“Emmanuel Macron sugiere construir su propio ejército para proteger Europa contra Estados Unidos, China y Rusia. Pero fue Alemania en la Primera y Segunda Guerra Mundial. ¿Cómo le fue a Francia entonces? Empezaron a aprender alemán en París antes de que llegaran los estadounidenses. ¡Paga por la OTAN!” (9). El escarnio contra este país (Francia) era a todas luces monumental. Realmente lamentable.

III.- Histórica cumbre franco-alemán de Aquisgrán a firmarse el 22 de enero de 2019 que debe cambiar el tablero geopolítico en Europa:

Sin embargo, los hechos han seguido corriendo vertiginosamente. Simplemente han sido imparables. Así, seguimos en una coyuntura histórica de fenomenales cambios. No podemos negar esta situación.

Veamos:

El 9 de enero de 2019 se tuvo conocimiento desde la agencia de información china, Xinhua, de la aprobación de Alemania del acuerdo de amistad alemán-francés, denominada Acuerdo de Aquisgrán, sucesor del Tratado del Elíseo del 22 de enero de 1963 que en su momento se firmara entre el canciller de la República Federal de Alemania, Konrad Adenauer, y el presidente francés, Charles de Gaulle.

Un apunte:

“BERLIN, 9 ene (Xinhua) — El tratado fue aprobado en la reunión ministerial de rutina de hoy, indicó el gobierno federal alemán. El acuerdo, sucesor del Tratado del Elíseo de 1963, será firmado de manera formal el 22 de enero en Aquisgrán por la canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Emmanuel Macron. El nuevo tratado es un compromiso con una Europa fuerte, sostenible y soberana, indicó el gobierno alemán en un boletín de prensa y añadió que los dos países acordaron en el nuevo tratado profundizar la integración de sus economías hacia un área económica Alemania-Francia con reglas comunes. Los dos países también acordaron fortalecer la cooperación militar, incluyendo el diseño de una unión de defensa europea. Francia apoya la petición alemana para obtener un escaño permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU. El nuevo tratado, que será llamado Tratado de Aquisgrán, promoverá la cooperación de Alemania y Francia en los ámbitos de cambio climático, protección ambiental, salud, sostenibilidad y digitalización” (10).

Luego, el 19 de enero de 2019, EFE, la transnacional de información española, dio cuenta de la declaración de la canciller de Alemania, Angela Merkel, respecto a este tema, es decir, el nuevo tratado franco-alemán que suscribirá junto con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, el próximo martes (22 de enero de 2019) en la sala de coronación del Ayuntamiento de Aquisgrán. Aquisgrán es una ciudad alemana en el distrito gubernamental de Colonia en Renania del Norte-Westfalia, junto a las fronteras con Holanda y Bélgica”. Según EFE, Angela Merkel, habría sostenido lo “necesario” que era aquel acuerdo para dar un nuevo impulso a la Unión Europea (UE). Como buena estratega geopolítica había dado énfasis en: “El mundo ha cambiado y necesitamos un nuevo Tratado que consolide los fundamentos del (Tratado) del Elíseo” (11).

Al día siguiente, el 20 de enero de 2019 nuevamente la agencia internacional de China, Xinhua, ratificó la firma del acuerdo Aquisgrán por el presidente francés, Emmanuel Macron y la canciller alemana, Ángela Merkel, el 22 de enero de 2019 en la ciudad alemana de Aquisgrán.

Veamos esto:

“Merkel dijo en un podcast publicado el sábado, solo unos días antes de la firma de un nuevo tratado pacífico entre Alemania y Francia, que junto con el Tratado de Aquisgrán, ella y el presidente francés Emmanuel Macron quieren aprovechar lo que Alemania y Francia ya se han unido. El nuevo tratado de amistad Alemania-Francia, como la sucesión del Tratado del Elíseo de 1963 firmado por el Canciller de Alemania Occidental Konrad Adenauer y el entonces Presidente francés Charles de Gaulle, será firmado por Merkel y Macron en Aquisgrán el próximo martes. El Tratado de Aquisgrán es un compromiso con una Europa fuerte, sostenible y soberana, según el gobierno alemán en un comunicado de prensa anterior. Merkel enfatizó que después de siglos de guerra, esta amistad era “cualquier cosa menos evidente por sí misma”. El mundo ha cambiado, por lo que se necesita un nuevo contrato. “Complementaremos este contrato con una lista de proyectos que se actualizarán constantemente para mostrar cómo Alemania y Francia siguen trabajando juntos en Europa”, dijo Merkel” (12).

Realmente fueron sorprendentes de como los hechos estaban agitándose en medio de toda esta tormenta de cambios fenomenales.

IV.- Entonces Estados Unidos puso en movimiento sus aparatos clandestinos (invierno europeo): Los chalecos amarillos:

Los chalecos amarillos empezaron sus andanzas, me refiero a sus primeras manifestaciones, el sábado 17 de noviembre de 2018 en los Campos Elíseos de París, exactamente en la lujosa Avenida Foch y Grande-Armée, que muchos incluso la compararon con los históricos hechos que sacudieron la Revolución de 1789 y la Comuna de París de 1871.

El 4 de diciembre de 2018, se publicó en: Global Reserach el artículo en inglés de Diana Johnstone: Les Gilets Jaunes – A Bright Yellow Sign of Distress”: https://www.globalresearch.ca/les-gilets-jaunes-a-bright-yellow-sign-of-distress/5661790 Artículo que traducido al español es: “Los Gilets Jaunes – Un signo amarillo brillante de angustia”. Un artículo muy importante en aquel momento.

Veamos:

“Se supone que todo automóvil en Francia está equipado con un chaleco amarillo. Esto es así, en caso de accidente o avería en una carretera, el conductor puede ponerlo para garantizar la visibilidad y evitar que lo atropellen. Así que la idea de usar su chaleco amarillo para demostrar contra las medidas impopulares del gobierno se prendió rápidamente. El traje estaba a mano y no tenía que ser proporcionado por Soros para una “revolución de color” más o menos fabricada. El simbolismo era adecuado: en caso de emergencia socioeconómica, demuestre que no quiere ser atropellado. Como todos saben, lo que desencadenó el movimiento de protesta fue otro aumento en los impuestos a la gasolina. Pero quedó inmediatamente claro que había mucho más involucrado. El impuesto a la gasolina fue la última gota en una larga serie de medidas que favorecieron a los ricos a expensas de la mayoría de la población. Es por eso que el movimiento alcanzó popularidad casi instantánea y apoyo”.

Continua: “Los chalecos amarillos realizaron sus primeras manifestaciones el sábado 17 de noviembre en los Campos Elíseos de París. Era totalmente diferente a las manifestaciones sindicales habituales, bien organizadas para marchar por el bulevar entre la Place de la République y la Place de la Bastille, o al revés, llevando pancartas y escuchando los discursos de los líderes al final. Los Gilets Jaunes acaban de llegar, sin organización, sin líderes que les digan a dónde ir o arengas a la multitud. Estaban allí, en los chalecos amarillos, enojados y listos para explicar su enojo a cualquier oyente comprensivo. Brevemente, el mensaje fue este: no podemos llegar a fin de mes. El costo de vida sigue subiendo, y nuestros ingresos siguen bajando. Simplemente no podemos soportarlo más. El gobierno debe parar, pensar y cambiar de rumbo” (13).

8 de diciembre del 2018 inicie algunas de mis primeras apreciaciones a este respecto. Lo hice desde mi cuenta en Facebook.

Entonces dije:

Algunas interrogantes iniciales de lo que sucede en Francia (aún con la poca información que se tiene):

¿Un movimiento sin una clara dirección política a quien le conviene? ¿Los chalecos amarillos que dirección asumen?

¿Hay alguna conexión entre las amenazas del presidente estadounidense, Donald Trump, por lo del ejército propio europeo y el movimiento fascista de Le Pen, es decir, hablando claramente hay alguna conexión entre las amenazas de Trump y las células durmientes fascistas  en Francia?

¿Los pueblos deben apoyar una nueva primavera árabe, en este caso, un otoño o invierno Europeo?

Cierto, las reivindicaciones del pueblo francés son urgentes, no podemos negar aquella situación. Incluso agregaba que los pueblos hacen la historia.

Y concluía sosteniendo que personalmente estaba en contra de movimientos amorfos que en el fondo, en la presente situación mundial, solo conducen en un cien por ciento al fascismo.

Luego el  8 de enero de 2019 en el artículo: “El mundo en la cresta de una nueva correlación de fuerzas”, fui aún más claro:

En lo sucedido últimamente con el llamado movimiento de los chalecos amarillos en Francia en el que es muy probable que exista presencia de las células durmientes que Estados Unidos tiene en Europa. Hay que tomar nota de esta situación y analizarla teniendo en cuenta todo lo que sucede en la actualidad en el mundo.

Hay sorprendentes hechos que coinciden con este movimiento. Primero la coyuntura en el que aparece. Es el periodo de fuerte confrontación de Estados Unidos con los principales exponentes del poderío europeo como es el caso de Alemania y Francia que unos días antes justamente estaba fuertemente caldeada por la descarada injerencia estadounidense con la imposición de nuevos aranceles contra los productos de esta región. Aquello incluso había conducido a aquellas elites a la proposición de un ejército propio para Europa, muy claramente orientadas contra las ataduras de la OTAN.

Segundo, ya van para el doceavo sábado (contabilizados hasta la publicación del este articulo) y en aquellas marchas no se observa banderas reales de los pueblos que son las banderas rojas. Simplemente no se les permite. Así de simple. Un movimiento espontaneo no se puede dar esos lujos. No puede obligar a nadie una situación así. De una u otra forma la tendencia en el mundo es hacia la revolución socialista. Todos los movimientos revolucionarios incluso desde se mínima opción reivindicativa tienden hacia esa situación, lo cual es inexistente en este movimiento. Se dice que son espontáneos, pero en realidad ¿Son verdaderamente espontáneos? No. Algunos gritan que “el movimiento enfrenta fuertes choques”. “Es el pueblo el que está siendo reprimido”. Para mi aquello no indica nada. ¿Acaso hemos olvidado los enfrentamientos a muerte incluso inmolaciones de los paramilitares fascistas en Siria, en el Donbass, etc? Esto está siendo fuertemente aplaudido por las corrientes pseudo-marxistas que han revivido prácticamente cuando estaban muertas, bien muertas, en lo que respecta a lo que sucedía en Siria y el Donbass. En un apunte que puntualmente escribí sobre este asunto en Facebook dije bien claro: Personalmente estoy en contra de movimientos amorfos que en la presente situación mundial solo conducen en un cien por ciento al fascismo. Esto es lo que observo teniendo en cuenta el curso de la geopolítica mundial, observándola a distancia, no quedándome en la punta de mis narices.

Ahora soy muy claro en afirmar que en efecto mi visión no terminaba solo en la punta de mis narices: se trataba ni más ni menos de un “Invierno Europeo”. Una de las hermanas gemelas de la “Primavera Árabe” con la que el criminal ejército estadounidense devastó a Libia, Siria y está devastando ahora mismo a Venezuela y Nicaragua.

En esto es bueno tener en cuenta lo gravitante que es esta región (Europa) en la geopolítica mundial. Y en tales condiciones las preocupaciones de China, Estados Unidos y Rusia, como máximas potencias capitalistas del momento, han sido muy serias.

En el caso concreto de Estados Unidos ha conducido al Pentágono a orientar su estrategia contra esta región bajo grandes presiones a fin de evitar la desintegración de la OTAN bajo el membrete anti-ruso. Todo esto para mantener su injerencia, según su lógica, para continuar con su hegemónica mundial. No hay que olvidar que para Estados Unidos el control de Europa es de vida o muerte. Aquello indica que si pierde su injerencia sobre esta región automáticamente pierde su condición de país protagónico. Esta es la razón de los hechos ocurridos últimamente aquí. El Pentágono ya lo preveía. Sabía perfectamente que la tendencia mundial estaba exacerbando los bloques económicos y que esto a la larga iba conducir a su expulsión de esta región (Europa).

Debemos tener en cuenta que el accionar estadounidense en Europa desde hace algunos años ha venido acompañado por los atentados terroristas. Cierto, todo esto a fin de disuadir a los países europeos se desista de sus deseos de romper los grilletes de la OTAN.

En esto viene a colación las bandas paramilitares del ejército estadounidense. Sobre estas bandas paramilitares hemos hablado largamente en nuestras investigaciones. En esto es muy importante entender acerca de su composición que, sin exagerar, es descomunal. Muchos ni siquiera tienen una pizca de idea de lo que esto significa.

Sobre esta base algunos datos del accionar de esas bandas paramilitares en territorio europeo que en un primer momento se muestran como células durmientes:

El 24 de mayo de 2014, cuatro personas fueron muertas en el Museo Judío de Bruselas (Bélgica) por un intruso con un Kalashnikov. El 07 de enero de 2015 fue asaltada las oficinas de la revista satírica Charlie Hebdo en París (Francia) donde murieron 12 personas. El 13 de noviembre de 2015 fue atacada la sala de conciertos Bataclan y otros puntos en Paris, capital de Francia, donde murieron 130 personas. Y el 22 de marzo de 2016 hubo ataques en Bruselas, primero, en el aeropuerto y, segundo, en la estación del metro.

Por supuesto hay otros hechos más. Pero por el momento basta con esto. Estados Unidos ha estado urdiendo una infinidad de complots contra los países europeos a fin de mantener su hegemonía sobre esta región.

Consecuentemente el pentágono estaba muy claro del entramado que se entretejía y tramaba en las oscuras redes del poder mundial en una feroz pugna por la hegemonía mundial y la opresión de los pueblos del mundo entero. Ellos sabían lo que se venía. Sabían de la cumbre franco-alemán de Aquisgrán que avanzaba a su firma el 22 de enero de 2019 el mismo que sería el inicio del fin de su injerencia sobre esta región. He aquí de por qué es histórica la cumbre franco-alemán de Aquisgrán que cambiara de forma irremisible el tablero geopolítico en Europa.

Así la tendencia mundial sigue avanzando en su correcta dirección. Y haga lo que haga el Pentágono por reorientarla a su favor, aquella simplemente es ineluctable. Por supuesto que con esto no estamos tratando de decir que la opresión capitalista deba caer por sí sola. Eso jamás ocurrirá. Necesariamente el proletariado debe darle la estocada mortal y para ello debe construir partidos comunistas militarizados en función de la toma del poder, es decir, de la lucha armada, no en función de la asimilación al sistema con medidas de eterna acumulación de fuerzas de acuerdo a como sople el viento. Si por ahí viene la teoría del género, lucha de transexuales, trans-géneros, matrimonios de igual sexo, los oportunistas dicen, teoría del género, lucha de transexuales, trans-géneros, matrimonios de igual sexo. Si por ahí viene la globalización, los oportunistas dicen globalización. Si por ahí vienen los post grados, maestrías y doctorados, los oportunistas dicen post grados, maestrías y doctorados. No, el asunto es a contramarcha. En eso hay que estar claros. Pero todo esto la deben observar las organizaciones comunistas, no un simple analista político como el que escribe este artículo. En lo particular respeto mucho la opinión de las organizaciones comunistas, de todas las tendencias sin excepción, por eso hurgo con extremada asiduidad sus web. No puedo negar que a veces caigo en la superficialidad. Algunos de mis detractores, lo siento, gritan e incluso me tildan de ignorante. Bueno es como decía Mao, es bueno que el enemigo nos denigre y mejor si es duramente. Así esbozo, mi querido lector, la geopolítica mundial esforzándome en cada momento llegue puntualmente a la opinión pública cada quince días sin que nadie me lo ordene.

NOTAS:

1.- “Estados Unidos se retira del acuerdo nuclear con Irán”. Nota publicada el 8 de mayo de 2018, en: Rusia Today:   https://actualidad.rt.com/actualidad/270833-trump-anunciar-decision-acuerdo-nuclear-iran

2.- “Trump abre la guerra comercial con aranceles al acero y el aluminio de la UE, Canadá y México”. Nota publicada el 31 de mayo de 2018, en: La vanguardia:   https://www.lavanguardia.com/internacional/20180531/443966386880/trump-abre-guerra-comercial-aranceles-acero-aluminio-ue-canada-mexico.html

3.- Ibidem (igual que la referencia anterior).

4.- “Alemania: Nunca cederemos ante amenazas comerciales de Trump”. Nota publicada el 24 de julio de 2018, en: HispanTV: https://www.hispantv.com/noticias/alemania/383437/eeuu-trump-aranceles-union-europea

5.- “Francia rechaza diálogos UE-EEUU y llama a ‘unidad’ frente a Trump”. Nota publicada el 27 de julio de 2018, en: HispanTV:  https://www.hispantv.com/noticias/francia/383671/macron-acuerdo-comercial-ue-eeuu-arancel

6.- “Trump afirma que EEUU se retira de un pacto nuclear con Rusia”. Nota publicada el 3 de noviembre de 2018, en: El Periódico: https://www.elperiodico.com/es/internacional/20181020/trump-afirma-que-eeuu-se-retira-de-un-pacto-nuclear-con-rusia-7100836

7.- “Macron reclama un “verdadero ejército europeo”). Nota publicada el 6 de noviembre de 2018, en: https://www.elnuevodia.com/noticias/mundo/nota/macronreclamaunverdaderoejercitoeuropeo-2457716/

8.- “Angela Merkel reclama “un auténtico ejército común” para Europa”. Nota publicada el 13 de noviembre de 2018, en: eldiario.es: https://www.eldiario.es/internacional/Angela-Merkel-autentico-ejercito-Europa_0_835367125.html

9.- “Merkel abraza la idea francesa de un ejército europeo… y Trump estalla contra Macron: “¡Paga por la OTAN!”. Nota publicada el 13 de noviembre de 2018 en: https://www.20minutos.es/noticia/3490476/0/merkel-defiende-ejercito-europeo-trump-estalla-macron/#xtor=AD-15&xts=467263

10.- “Alemania aprueba nuevo pacto con Francia para reemplazar Tratado del Elíseo”. Nota publicada el 10 de enero de 2019, en: Spanish.xinhuanet.com:  http://spanish.xinhuanet.com/2019-01/10/c_137731883.htm

11.- “Merkel califica nuevo tratado franco-alemán de “necesario” para impulsar UE”. Nota publicada el 19 de enero de 2019, en El comercio de Lima Perú y con fuente de EFE:  https://elcomercio.pe/mundo/europa/alemania-francia-merkel-califica-nuevo-tratado-franco-aleman-necesario-impulsar-union-europea-noticia-nndc-599153

12.- “El motor de cooperación Alemania-Francia de la integración europea: Merkel”. Nota publicada el 20 de enero de 2019, en: New China y con fuente: Xinhua:  http://www.xinhuanet.com/english/2019-01/20/c_137760053.htm?fbclid=IwAR3Z_bTzbVR97FumUteGVUgruNKQzNmX4YFJhOdptOWwLPeG4gj7ISM2Yb0

13.- “Les Gilets Jaunes – Un signo amarillo brillante de angustia” . Por diana johnstone. Nota publicada el 04 de diciembre de 2018, en: Global Reserach… ). Articulo en ingles. Les Gilets Jaunes – A Bright Yellow Sign of Distress”:  https://www.globalresearch.ca/les-gilets-jaunes-a-bright-yellow-sign-of-distress/5661790

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.