Un caza británico Typhoon despegando de la base del Reino Unido en Chipre, para una misión en Irak, 22 de septiembre de 2016. (Foto: AFP)

Tras la decisión de EE.UU. de retirarse de Siria, el Reino Unido anuncia que replegará más de la mitad de sus cazas que operan en Siria e Irak.

Según altos funcionarios del sector de la Defensa, el Reino Unido reducirá la cantidad de aviones de combate en la región, de 14 a tan solo seis, al regresar ocho cazas Tornado de la Real Fuerza Aérea británica (RAF, por sus siglas en inglés) a casa a finales de este mes en curso, ha informado este martes el diario local Daily Mail.

También se espera que las Fuerzas Especiales del Reino Unido, que todavía están realizando misiones secretas en Siria, abandonen el país árabe cuando se retiren las fuerzas de élite de EE.UU.

La medida se produce después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara el pasado 19 de diciembre el retorno a casa de los casi 2000 militares norteamericanos desplegados en Siria, una decisión que sorprendió e inquietó a los aliados de Washington.

Una fuente de la RAF ha indicado a los reporteros que, aunque la salida de los aviones de combate había sido planeada hace algún tiempo, “todo lo que (EE.UU.) haga en el teatro operacional nos afecta”, para luego agregar que los planes de Washington de retirarse han tenido “indudablemente” un efecto en los planes militares del Reino Unido.

Aunque los modelos Tornado radicados en la base militar del Reino Unido en Chipre, debían ser relevados en marzo, se entiende que los jefes del Ejército británico descartaron reemplazarlos tras el anuncio del plan de salida de Trump.

Los aviones Tornado han estado realizando misiones casi a diario en el marco de la campaña de la llamada “coalición contra el EIIL (Daesh, en árabe)”, liderada por EE.UU.

Damasco ha denunciado la matanza de civiles en los bombardeos estadounidenses y reclamado, una y otra vez, a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que ponga fin a la ilegal presencia en su territorio de los norteamericanos y sus aliados.

Conforme a varios analistas políticos, el fin de la presencia de las tropas estadounidenses, que ofrecían diferentes tipos de apoyos a los grupos terroristas que luchan contra el Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, pone de relieve el “fracaso” de Washington y constituye “una victoria” para Siria y para los países que la apoyaron en la lucha antiterrorista, como Irán y Rusia.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.