Periodista de Press TV fue liberada por fuerza de opinión pública

31
Peyman Yebeli, director del Servicio Exterior de Organización de Radio y Televisión de Irán, habla en una rueda de prensa en Teherán, 23 de enero de 2019.

EE.UU. se vio obligado a liberar a la periodista de Press TV Marzie Hashemi “por la fuerza de la opinión pública”, dice el director del Servicio Exterior de IRIB.

Peyman Yebeli, director del Servicio Exterior de la Organización de Radio y Televisión de Irán (IRIB, por sus siglas en inglés), ha felicitado hoy jueves la liberación de Hashemi a todos los países, organismos y personas con aspiraciones de libertad, y ha asegurado que EE.UU. no habría liberado a la periodista si no hubiera sido sometido a la presión de la opinión pública.

“La liberación de la Sra. Hashemi es un gran logro para los medios de comunicación independientes, incluidas las cadenas Press TV y Al Alam TV”, ha subrayado el responsable persa.

Hashemi fue puesta en libertad la víspera después de permanecer detenida durante 10 días en un centro de detención en Washington. Periodista de nivel internacional, una musulmana afrodescendiente nacida en EE.UU., había sido detenida sin cargos en aplicación de una polémica ley “de testigos materiales”.

El arresto sin cargos de la presentadora de Press TV en EE.UU. provocó condenas y protestas en muchos países del mundo, incluido en EE.UU. donde activistas repudiaron la controvertida ley local “de testigos materiales” que permite al Gobierno norteamericano detener a personas inocentes sin presentar cargos.

El caso de Hashemi, ha agregado Yebeli, ha puesto el foco de atención sobre un sinnúmero de personas inocentes que se encuentran detenidas de manera arbitraria en Estados Unidos.

“El caso de Hashemi mostró que hay que despertar la consciencia de la opinión pública para obligar al Gobierno estadounidense a que libere a los detenidos (arbitrariamente)”, ha agregado el presidente del Servicio Exterior de IRIB.

Durante su arresto, Hashemi fue víctima de tratos vejatorios, como el despojo de su hiyab por la fuerza y la negación a acceder a alimentos halal (ajustados a los preceptos del Islam) que ella había solicitado expresamente.

La familia de la periodista aseguró en un comunicado que no permitirá que el maltrato del que fue objeto como musulmana de raza “sea olvidado fácilmente”.

Desde el arresto de la presentadora, redes sociales como Twitter se llenaron de peticiones a favor de la liberación de la detenida con las etiquetas #FreeMarziehHashemi y #Pray4MarziehHashemi.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.