Un carnicero asume la dirección del Golpe de Estado contra Maduro en Venezuela

Noticias populares

Los abusos de poder de la policía española

Los abusos de poder policiales no son una realidad ajena a España, de hecho, son más habituales de lo que popularmente se cree.

Activos soberanos como garantía de compra: las insólitas exigencias que Pfizer habría puesto a los Gobiernos de América Latina para venderles vacunas

La farmacéutica estadounidense habría pedido eximirse de responsabilidades ante posibles resultados adversos en el uso de los fármacos, según una investigación periodística realizada por The Bureau of Investigative Journalism y Ojo Público.

Los inmunizados con la vacuna Sputnik V pueden ser donantes de anticuerpos

Las personas vacunadas con la Sputnik V pueden ser donantes de anticuerpos contra el coronavirus, declaró este viernes Alexandr...
El Golpe de Estado contra Venezuela ya tiene un jefe, Elliott Abrams, un veterano de las intervenciones del imperialismo en Centroamérica en los ochenta.

Lejos de rectificar, con el nombramiento de Abrams, Trump intensifica su política golpista hacia el gobierno de Venezuela.

Abrams es un viejo perro de la Guerra Fría que trabajó para el senador demócrata Scoop Jackson contra la URSS, aunque luego cambió de bando; se pasó a los republicanos y tuvo su primer puesto político relevante tras la llegada de Reagan al poder.

Entonces desempeñó un papel central en la política imperialista en Nicaragua, Guatemala y El Salvador, por el cual fue acusado por Human Rights Watch y Amnistía Internacional de encubrir las atrocidades cometidas por los terroristas apoyados por Estados Unidos.

Participó en el escándalo “Iran-Contra”, junto con sus colaboradores Otto Reich, John Negroponte y Oliver North, durante la presidencia de Reagan. Fue condenado por ocultar información al Congreso sobre la ayuda a los contras, pero Bush le indultó.

Abrams presionó a los gobiernos vecino de Nicaragua para que apoyaran la presencia de los contras en su territorio. En 1986 viajó a Costa Rica para amenazar a su presidente, Óscar Arias, con cortarle la ayuda económica si impedía que los contras utilizaran una pista de aterrizaje en la localidad costarricense de Santa Helena.

Nicaragua llevó la injerencia imperialista al Tribunal Internacional de Justicia, que falló a su favor. Washington en un principio rechazó la decisión del Tribunal, pero terminó por aceptarla.

La matanza de El Mozote fue uno de los episodios más dramáticos de la guerra civil salvadoreña. Un batallón del ejército entrenado por militares estadounidenses asesinó a 800 civiles en diciembre de 1981. Semanas después, aparecieron las primeras noticias sobre la masacre en la prensa norteamericana. Abrams afirmó a una Comisión del Senado que se trataba de propaganda comunista y de incidentes manipulados por la guerrilla. Era su respuesta más habitual ante cualquier información sobre crímenes en Centroamérica.

En 2001, durante el gobierno de Bush, fue nombrado Ayudante Especial del Presidente y Director para Democracia, Derechos humanos, y Operaciones Internacionales en el Consejo de Seguridad Nacional.

Junto con Otto Reich, a año siguiente Abrams planificó el Golpe de Estado contra Chávez, quien fue secuestrado mientras el cabecilla de la oposición, Pedro Carmona, ocupaba la presidencia interinamente.

Fuente: MPR

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: