Dario Herchhoren.— Hay varios autores clásicos que han escrito sobre la guerra. Uno de ellos es Clausewitz, muy citado que dice que la guerra es una continación de la política por otros medios; y hay otro llamado Von der Goltz, que dice que cuando ya tienes al enemigo acorralado, tienes que acabar con él, porque si no lo haces corres el riesgo de que se recomponga y vuelva.

La situación que se vive en Venezuela da mucho juego para que se opine de ella, y es así que estos días vemos y escuchamos a sesudos tertulianos opinando y mintiendo y retorciendo los acontecimientos. Los políticos españoles no les van en zaga, y vemos al inefable Alfonso Guerra que hace una separación entre dictaduras eficaces y otras que no lo son. Guerra nos viene a decir que la dictadura de Pinochet, fue eficaz (sic) (no se sabe para qué o para quienes, digo yo), y en cambio la dictadura de Maduro, está entre las ineficaces.

También vemos al vendedor de crecepelos Pablo Iglesias, que nos viene a decir que él ahora no está a favor de Venezuela. Justo cuando más hay que apoyarla. Sin duda Iglesias es un maestro del oportunismo político. En su momento hablaba de la “casta”, y metía en ese saco al PP, al PSOE, a Ciudadanos, etc. Pero ahora ha sacado del saco al PSOE, y quiere pactar con Errejón porque no le salen las cuentas. Otra vez el oportunismo político.

Nos causa cierta hilaridad escuchar a la Unión Europea dando ultimátums a Venezuela para que convoque elecciones en ocho días. No hay precedentes en la política internacional sobre algo así. Y para que no falte de nada tenemos al senador Marco Rubio, un hispanocubanoamericano diciendo que Maduro debe elegir si quiere irse por las buenas o por las malas.

Toda una panoplia para optar.

Pero lo que más me llama la atención es la pasividad del gobierno de Venezuela que pese a tener en su mano toda la legalidad y la legitimidad, que tiene el apoyo de las fuerzas armadas, no toma medidas ya mismo.

Esta situación nos trae a la memoria, sin forzarla, lo que se planteó en Chile en 1973 con la sublevación de Pinochet. Mientras Allende hablaba de la vía chilena al socialismo, Pinochet bombardeaba salvajemente el palacio de la Moneda. Esa vía chilena condujo a la tortura, a la muerte y a la desaparición a miles de chilenos. Debemos reflexionar sobre un hecho que es sin duda la piedra angular de todo este proceso: las instituciones burguesas, sus leyes y reglamentos, ¿son el medio para cambiar la sociedad?, ¿puede haber socialismo sin expropiar a la buguesía los medios de producción?

Esto nos debe servir de ejemplo, al igual que la respuesta del gobierno de Cuba presidido por Fidel Castro, cuando arreciaba la hostilidad del imperio contra la isla. Fue clara y rotunda: se declaró el carácter socialista de la revolución y se expropiaron las empresas yanquis sin indemnización.

¿Qué espera el gobierno de Venezuela para rodear el edificio de la Asamblea Nacional y detener al mamarracho Guaidó y a sus seguidores y someterlo a juicio por traición a la patria?, ¿Qué espera el gobieno de Venezuela para nacionalizar toda la propiedad enemiga? ¿Qué espera el gobierno de Venezuela para tomar como rehenes a los diplomáticos de los USA? Si quieren guerra tienen que tener guerra. No se negocia en esta situación cuando están intentando entregar el país a girones.

A los imperialistas jamás les importaron los derechos humanos de ningún pueblo. El único derecho que respetan es el de la propiedad (sobre todo la suya). Solo quieren apoderarse de las reservas de petróleo y gas más grandes del planeta, del oro y del coltan. No se negocia nada de esto.

2 Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo con el análisis, pero sigo insistiendo en lo siguiente, y es el momento para empezar a hacer en Venezuela lo que volverían a hacer los bolchevíques.

    Di contestación a un buen artículo al respecto contestando a un parrafo.

    …¿puede haber socialismo sin expropiar a la buguesía los medios de producción?….

    por supuesto que no,, el problema de Venezuela es que se rige por algo fantasmagórico llamado o mal llamado “Socialismo del siglo XXXI”, tanto Maduro, como el gobierno, su partido, el PSUV, saben que en el planeta solamente existe y existirá un Socialismo, y este es el de Marx, Engel, Lenin, Stalin, Eenver Hoxha, principalmente, o sea, el socialismo científico que llevaron a la práctica los anteriormente mencionados.

    Que es esto del Socialismo del siglo XXI?, ya lo estamos viendo en Venezuela, con este típo de socialismo es imposible hacer la revolución socialista de verdad. Cuando Hugo Chávez tomo el poder en su día antes tenía que haber preparado la autentica revolución socialista, concienciando al pueblo en su necesidad, la insurrección como primer paso, pasando por esa revolución, la creación de los soviets en fábricas, barrios, distritos, empresas, asociaiones, etc., un Ejército Popular del propio pueblo y la dictadura del proletariado, la nacionalización de las finanzas, las grandes superficies de alimentación, etc.

    ¿Porque los medios de producción, las finanzas, las medicinas, la alimentación está en manos de la burguesía? y no nacionalizado? porque si es un gobierno revolucionario no aplica esas nacionalizaciones? y expulsan y encarcelan a la burguesía que controla esto?. Porque hasta hace unos dias el gobierno de Maduro y este seguia comercializando con EE.UU.?. Porque el gobierno de Maduro y este seguía y sigue permitiendo que la derecha capitalista, la que controla la alimentación y las medicinas, la prensa, la radio, el que no haya nada en los supermercados y farmacias, sabiendo que la culpa provocada es de la derecha y no del gobierno ni de Maduro?, pero ante el pueblo y ante el mundo se dice que es el gobierno bolivariano el cumpable del hambre y no de los que lo provocan.

    Esto, es el “Socialismo del Siglo XXI”, el mal llamado socialismo que conduce a esto, la experiencia bolchevique es la única que sirve, y servirá de por siglos, lo que no sirve son caricaturas, si Venezuela cae, entonces será el exterminio global, ya estamos viendo la explotación sanguinaria de un capital moribundo pero todavía empalmado de sed de sangre para conseguir sus bocados muy ricos como los que hay en Venezuela, y despues? donde?. No cabe duda de que aparte de esto hay que defender a Venezuela y a su gobierno revolucionario, todos y todas en la trinchera defendiendo que Venezuela tiene que ser socialista, socialista, eso. socialista-comunista.

  2. Amigo Trueno,buenas preguntas las tuyas.Seamos claros, ni Chávez ni Maduro son comunistas,por eso no expropiaron a la burguesía.
    Cuando se empieza una revolución,no se puede quedar a medias,o se llega hasta el final o la contrarrevolución está asegurada.Esto es lo que nos enseña la historia.Esperemos que la revolución bolivariana sepa rectificar a tiempo, aún hay alguna esperanza.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.