Flavio Bolsonaro (dcha.), junto a su padre, Jair Bolsonaro, presidente de Brasil.

La Policía de Brasil inicia nuevas pesquisas sobre un posible lavado de dinero por parte de Flavio Bolsonaro, hijo del presidente brasileño, Jair Bolsonaro.

Según ha informado este miércoles el rotativo local O’Globoel hijo del mandatario brasileño, quien acaba de ingresar en el Senado de este país, está siendo investigado por nuevos cargos de corrupción relacionados con un posible lavado de capitales.

En concreto, han indicado fuentes fiscales citadas por el medio, los nuevos cargos están vinculados con la adquisición de dos apartamentos de lujo que Flavio compró en la ciudad de Río de Janeiro.

El mencionado diario ha asegurado que ha tenido acceso a una investigación de la Policía federal sobre negocios inmobiliarios que el hijo del recién elegido mandatario de Brasil llevó a cabo entre 2014 y 2017, y que resultaron en un “aumento excepcional” en su patrimonio.

Además, ha indicado que este período se corresponde con la época en la que se llevó a cabo una transferencia sospechosa de 7 millones de reales a través de la cuenta bancaria del exconductor de Flavio, Fabricio Queiroz, algo que se está siendo investigado por separado.

Respecto a esta información, la Oficina de la Fiscalía General del país ha confirmado que la Policía federal le ha hecho llegar el caso, pero no ha proporcionado más detalles en cuanto al tema. La Policía federal, por su parte, también ha rehusado pronunciarse sobre las investigaciones.

El senador ha declinado reunirse con los fiscales para ser interrogado y ha sostenido, en una declaración, que estos nuevos cargos que se formulan en su contra son infundados, además de formar parte de una persecución política lanzada tanto por sus enemigos como por los de su progenitor.

Ya con anterioridad Flavio Bolsonaro había argumentado que, por ser senador, debería contar con cierta protección legal y no ser objeto de investigaciones de este tipo que le vinculan con casos de corrupción que, asegura, no tienen nada que ver con su persona y solamente tratan de desprestigiar a su padre.

El electo mandatario brasileño ha contado desde el principio con el respaldo de un grupo de generales retirados que abogan públicamente por la intervención militar si continúa la corrupción, lacra que los partidarios del derechista atribuyen al Partido de los Trabajadores (PT), aunque contra el propio Bolsonaro y su hijo pesan acusaciones de corrupción.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.