El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva fue condenado este miércoles por la Justicia de Brasil a 12 años y 11 meses de prisión en un nuevo caso por supuestos actos de corrupción pasiva y lavado de dinero.

El fallo a cargo de la jueza federal Gabriela Hardt, que sustituyó al frente de la investigación de la Operación Lava Jato al magistrado Sérgio Moro, actual ministro de Justicia del Gobierno de Jair Bolsonaro, consideró que Lula recibió coimas en forma de reformas edilicias en una propiedad cedida temporalmente a su familia.

En el caso conocido como “Casa de Campo de Atibaia”, Hardt estableció que el líder del Partido de los Trabajadores (PT) supuestamente se benefició de obras por aproximadamente un millón de reales (unos 271.000 dólares) que las empresas Odebrecht, OAS y Schain, habrían hecho en una casa en Atibaia, municipio en el interior del estado de Sao Paulo, a cambio de contratos con la petrolera estatal Petrobras.

Dicha propiedad está a nombre del empresario Fernando Bittar, que mantiene amistad con la familia de Lula, y había sido cedida temporalmente al expresidente en 2010.

La jueza Hardt también condenó al expresidente de la empresa OAS, José Adelmario Pinheiro Neto (1 año y 7 meses); a Emilio Odebrecht (3 años y 3 meses), y a Marcelo Odebrecht (5 años y 4 meses).

Desde la defensa de Lula negaron las acusaciones y adelantaron que apelarán la condena, que presenta varias contradicciones.

Por su parte, la titular del PT, Gleisi Hoffman, denunció este miércoles que se ha intensificado la persecución contra el exmandatario brasilero “exactamente como crece la posibilidad de que Lula sea un Premio Nobel de la Paz”.

“En la memoria de la gente y en la historia, Lula siempre será mayor que sus verdugos”, expresó la dirigente en su cuenta en la red social Twitter.

Canciller cubano rechaza condena contra Lula y reclama su pronta liberación

Canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla. Foto: EFE.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, rechazó la nueva condena contra el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva y reclamó su pronta liberación.

“Cese la prisión política de Lula. Rechazamos su condena. Unámonos todos al reclamo por su liberación”, escribió el canciller en su cuenta de la red social Twitter.

La víspera, la juez federal Gabriela Hardt condenó a 12 años y 11 meses de cárcel al exmandatario, quien ya cumple prisión por otras causas, al considerar que se benefició de las reparaciones en una casa de campo en Atibaia, en el interior de Sao Paulo.

El exgobernante es acusado, incluso, de tener conocimiento de que los directores de Petrobras utilizaban sus cargos para recibir una ventaja indebida en favor de agentes y partidos políticos.

Al respecto, el diputado Paulo Pimenta, asegura que “es una sentencia ilegal, que contradice la jurisprudencia del derecho brasileño, porque no se basa en pruebas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.