El gobierno golpista de Ucrania ha prohibido la candidatura presidencial de Petró Simonenko, secretario general del Partido Comunista, para las elecciones presidenciales de marzo, por lo que de partida no serán ni libres, ni democráticas, ni legítimas, por más que EEUU y la UE pretendan presentarlas como ejemplares.

Esta prohibición demuestra la farsa de los acuerdos Ucrania -Unión Europea, en los que se habla de “democracia, libertad y derechos humanos”: no son más que una fachada para blanquear el régimen surgido del Maidán en el que los elementos fascistas tienen cada vez más fuerza.

El silencio de la UE, del Parlamento Europeo y del gobierno de Pedro Sánchez frente a estos hechos, mientras apoyan el golpe de estado en Venezuela bajo una mentirosa defensa de “elecciones libres”, demuestra su hipocresía y cinismo. Bajo esas palabras no hay más que sumisión a la política imperialistas de EEUU que provocó la actual guerra del Donbass, que siembra Oriente y el norte de África de muerte y destrucción y que mantiene a Venezuela bajo la amenaza de la intervención militar. Esta sumisión a EEUU es nefasta para las opciones de un futuro de paz y prosperidad para los pueblos de Europa.

Ucrania vive una situación gravísima, ocultada por el entramado de medios de comunicación del gran capital, que debemos conocer y denunciar. Tras el golpe de estado de 2014, promovido por EEUU y la UE, el nuevo régimen comenzó una implacable persecución y represión de la oposición democrática que se mantiene hasta hoy. El PCU fue ilegalizado y sus diputados expulsados del Parlamento, además puso en marcha la llamada “ley de descomunistización” que prohibe cualquier opinión positiva sobre el pasado soviético y sobre el comunismo en general, sometiendo a una fuerte censura a la escuela, la universidad y los medios de comunicación.

El régimen surgido del Maidán, antidemocrático y corrupto, está expoliando los bienes del país y mantiene activa la guerra en el Donbás, realizando bombardeos y enviando escuadrones de la muerte como el que asesinó a Aleksander Zajárchenko y da cobertura al despliegue militar de Estados Unidos y la OTAN en el Mar Negro. Estas políticas sirven a los intereses del capital de EEUU y la UE en su pugna con Rusia y China y suponen una amenaza para  la paz en la región y en toda Europa.

Comunicado del PCE:

Muestra su indignación por la prohibición de la candidatura de Petró Simonenko.

Llama a desconocer al gobierno golpista de Ucrania y a romper relaciones con el mismo hasta la convocatoria de elecciones libres y el cumplimiento de los acuerdos de Minsk.

Envía toda su solidaridad al Partido Comunista de Ucrania y a las y los millones de trabajadores ucranianos que resisten frente al Régimen fascista del Maidán.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.