Chalecos amarillos suman 16 semanas de protestas contra Macron

20

Francia ha vivido una nueva jornada de manifestaciones de chalecos amarillos. Los manifestantes desafían al Gobierno de Emmanuel Macron.

Este es el décimo sexto sábado consecutivo que los chalecos amarillos salen a las calles francesas. Ni las amenazas del presidente Macron, ni la represión policial, ni las leyes contra chalecos amarillos que están en preparación, han podido con la determinación de estos hombres y mujeres.

El Consejo de Europa se ha sumado a las críticas antes realizadas por el Parlamento Europeo (PE) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) contra el Gobierno francés por la utilización por parte de la policía de armas de guerra que causan heridas graves entre los chalecos amarillos. Manifestantes que se quieren pacifistas y que no aceptan las campañas de desinformación contra ellos lanzadas por el Gobierno.

El Gobierno francés desprecia al movimiento de chalecos amarillos que arrastra a las calles todas las semanas decenas de miles de personas. Un Gobierno que intenta a través de la fiscalía dar órdenes a los jueces para que mantengan en detención a los manifestantes. Un Gobierno cada vez más nervioso ante un movimiento que no logra controlar.

Lo que sí que aumenta son las cifras de la violencia policial y judicial. Más de 8500 detenidos, chalecos amarillos condenados a más de tres años de cárcel, más de un centenar de personas heridas en la cabeza con balas de goma, heridos graves entre los que se encuentran estudiantes, periodistas, transeúntes y manifestantes. Una violencia que una vez más ha estado presente en este capítulo 16 del movimiento de los chalecos amarillos.

Juan José Dorado, París.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.