El ejército colombiano mató ayer al dirigente de las FARC José Nencer Salgado Aragón, conocido como “Chamo”, y ha detenido a seis integrantes de la organización, además de un menor de edad.

La acción tuvo lugar en la vereda Mandalay del municipio de San Vicente del Caguán, sitio hasta donde llegaron las tropas y realizaron una operación de asalto aéreo, tras la que se presentó un combate de encuentro, apoyados por la Fuerza Aérea.

“Chamo” llevaba más de 30 años en la guerrilla y no había aceptado la rendición. Había ingresado a la estructura del Bloque Oriental de las extintas Farc en 1988 como guerrillero raso y posteriormente se convirtió en el responsable de finanzas de esta estructura en el municipio de San Vicente del Caguán.

En 2017, tras el abandono de su hermano alias ‘Rodrigo Cadete’ al proceso de paz y su traslado hacia el sur del país, pasó a dirigir la comisión de finanzas de esta estructura.

Actualmente las FARC cuentan con unos 4.000 guerrilleros que no han aceptado la rendición y siguen alzados en armas.

El año pasado un informe de revista Semana reveló un plan para refundar las FARC que comenzó a idearse a finales de 2016 entre algunos grupos de disidentes.

“Si el Gobierno no se decide a desempantanar la implementación [de los acuerdos de paz], va a haber mucho problema porque hay muchas dudas de la gente”, admitió un dirigente de las FARC.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.