El Gobierno de Siria ha denunciado enérgicamente la decisión de Estados Unidos de asignar una ayuda de cinco millones de dólares a los llamados cascos blancos.

“Siria condena enérgicamente los apoyos secretos y obvios de la Administración estadounidense a las organizaciones terroristas, incluidos los llamados cascos blancos”, ha indicado la Cancillería siria a través de un portavoz, citado este lunes por la agencia local SANA.

El pasado jueves, el representante especial de EE.UU. para Siria, James Jeffrey, anunció la decisión de Washington de otorgar cinco millones de dólares adicionales para la continuación de las “operaciones vitales” de los cascos blancos en Siria, a pesar de un compromiso anterior de dejar de financiar a este grupo vinculado a la banda terrorista Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham).

El vocero sirio, no obstante, ha resaltado que esta “medida desesperada” confirma que el Gobierno norteamericano aún sigue contando con los terroristas para lograr sus objetivos en Siria y en la región, “lo que responde a los intereses de los ocupantes israelíes”.

El diplomático, además, ha denunciado que “el apoyo flagrante” de EE.UU. a los extremistas que cometen crímenes de guerra en Siria se considera una clara violación a la carta de las Naciones Unidas, al Derecho Internacional y a las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU con respecto a la lucha contra los terroristas.

El portavoz de la Cancillería de Siria, sin embargo, ha hecho hincapié en que estas medidas no podrán socavar la determinación del Gobierno de Damasco para combatir el terrorismo y la ocupación extranjera hasta la liberación total del territorio sirio.

Los cascos blancos se presentan como una Organización No Gubernamental (ONG) humanitaria en el país árabe, pero tanto Rusia como Siria acusan a este grupo de escenificar presuntos ataques con gas cloro y sarín, como el ocurrido el pasado 7 de abril en Duma, cerca de Damasco (capital siria). El presidente sirio, Bashar al-Asad, considera a los cascos blancos una “rama de Al-Qaeda y del Frente Al-Nusra”, y una especie de “maniobra de relaciones públicas” de EE.UU., el Reino Unido y Francia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.