Vista del aeropuerto internacional de Gibraltar (Reino Unido), al sur de España. (Foto: Reuters)

Un reglamento de la UE de exención de visados que define Gibraltar como “colonia” queda a un paso de ser aprobado este jueves por el Parlamento Europeo (PE).

El reglamento, destinado a aplicarse en caso de que el Reino Unido acabe por abandonar la Unión Europea (UE) sin acuerdo previo, ha sido aprobado este miércoles por la comisión de Libertades, Justicia e Interior de la Cámara, que ahora deberá votarlo, en un trámite que medios de prensa españoles dan por hecho. La posibilidad de la denominación en tal reglamento se planteó ya en febrero.

En la comisión han votado a favor del reglamento 38 diputados, 8 se han opuesto y 3 se han abstenido, en una atmósfera de polémica en que se ha mantenido la exclusión decidida el lunes por presiones españolas del ponente británico Claude Moraes, laborista, que hasta entonces bloqueaba la aprobación del texto por su negativa a considerar el Peñón “colonia de la Corona británica”.

Parte de los miembros del PE, en especial los nacionalistas británicos partidarios del Brexit, no han escatimado críticas a la expulsión de Moraes: “Aquí estamos hablando de las próximas elecciones en España”, ha denunciado James Carver, miembro del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), mientras su correligionaria Julia Reid estimaba “una vergüenza que hayan permitido que el Gobierno español secuestre este informe”.

Entre los eurodiputados españoles el clima era el opuesto: “España ha logrado un apoyo fundamental de las instituciones europeas en el contencioso sobre Gibraltar al considerar este territorio, en la normativa sobre visados tras el Brexit, una colonia de la Corona británica”, ha declarado Esteban González Pons, portavoz del Partido Popular (PP) y vicepresidente primero en la Eurocámara del Partido Popular Europeo (PPE).

Pese a que el texto que parece en ciernes de ser aprobado no toca la cuestión de Gibraltar más que de manera tangencial, los defensores de la españolidad del territorio esperan que establezca un precedente y que la UE asuma esa postura en adelante en todas sus normas y tomas de posición frente a Londres.

El Peñón de Gibraltar, en el extremo sur de la península ibérica, fue cedido en 1713 por el Tratado de Utrecht, que remarca, no obstante, que no se ceden ni las aguas ni el istmo, utilizados aun así por los británicos. En 1967, la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) aprobó su Resolución 2353, que llama al Reino Unido y España a entablar negociaciones “con miras a poner fin a la situación colonial en Gibraltar”.

Con su entrada en lo que hoy es la UE en la década de 1980, España abrió las comunicaciones terrestres al Peñón, incluido en el bloque como “territorio europeo de cuyas relaciones exteriores el Gobierno del Reino Unido es responsable”, pero la aprobación en referéndum de la salida británica de la Unión en 2016 ha cambiado los parámetros del conflicto latente entre Madrid y Londres por ese estratégico trozo de tierra.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.