El golpe militar en Sudán, intento del imperialismo de acabar con la revolución popular (comunicado del Partido Comunista de Sudan)

152

Tras el golpe militar perpetrado por el ejército en Sudan, el líder del Consejo Militar Interino que se ha hecho cargo del gobierno, Abdel Fattah Abdelrahman Burhan, ha prometido «destruir el régimen» del presidente islamista Omar al-Bashir, restructurar las instituciones estatales y poner fin al toque de queda, aunque ha recibido por respuesta el desafio de las masas que han continuado las protestas que llevaron a la caida del gobierno anterior hasta que el poder pase a manos del pueblo.

En las primeras horas posteriores al golpe, efectuado después de meses de protesta contra el gobierno del presidente Bashir, provocadas principalmente por una triplicación de los precios del pan tras eliminarse los subsidios. pero también por el cada vez mayor autoritarismo, el ejército suspendió la constitución, disolvió el gobierno, declaró el estado de emergencia durante tres meses, impuso un toque de queda de un mes y cerró las fronteras y el espacio aéreo del país. El teniente general Burhan declaró que las fuerzas armadas mantendrían «la paz, el orden y la seguridad» en todo el país durante un proceso de transición que durará al menos dos años hasta que se establezcan las elecciones y el gobierno civil.

Se prometió igualmente la liberación de todos los presos políticos, pero, sin embargo, los grupos de oposición han exigido la libertad también de quienes fueron detenidos durante las enormes protestas que han azotado el país desde diciembre de 2018.

El movimiento de protesta ha sido liderado por diversas organizaciones como la Asociación de Profesionales Sudaneses, los principales sindicatos, y diferentes partidos políticos, incluido el Partido Comunista de Sudán. Todos han rechazado el gobierno militar y han pedido que continúen las protestas mientras presionan para que el poder sea devuelto a la gente.

Abdel Fattah Abdelrahman Burhan, en nuevo dictador de Sudan al servicio
del imperialismo

El Partido Comunista ha exigido la «entrega inmediata del poder al pueblo», advirtiendo la necesidad de luchar contra un «golpe de palacio clásico» y evitar que los militares tomen el control.

Entre los presos políticos liberados hasta el momento se encuentran el secretario del PCS, Muhammad Mukhtar al-Khatieb y otros miembro del Comité Central, que fueron recibidos en la sede del partido luego de su liberación. Al-Khatieb había sido detenido tras una protesta por los precios del pan en enero de 2018.

En su comunicado, el PCS ha declarado que «La gente está cantando en todas partes: la revolución continúa hasta la victoria final» y, ha explicado que “A pesar del éxito de la revolución en la derrota de Bashir, que contaba con el apoyo externo de la troika, la UE, los EE. UU., Canadá y los gobiernos reaccionarios locales como Qatar, Egipto y Turquía, y en la liberación de todos los presos políticos (…) el revés temporal del golpe militar será resuelto por el aumento de la unidad y la determinación de las masas de retroceder y derrotar al actual consejo de transición militar».

Muhammad Mukhtar al-Khatieb, Secretario General del PCS.

El partido ha advertido también de que el golpe militar es una copia exacta de los eventos en Egipto en 2011, lo que condujo a la derrota del proceso revolucionario y la instalación del ejército egipcio en el gobierno de El Cairo, con el beneplácito de las instituciones imperialistas mundiales.

“Libertad, paz, justicia. La revolución es la elección del pueblo «, jalean los líderes del PCS, dejando claro que «el Partido Comunista de Sudán y todas las fuerzas de la oposición siguen firmes en su resolución de continuar la lucha hasta el establecimiento de un gobierno civil que represente a las masas e implemente el programa democrático alternativo aceptado por todas las fuerzas, incluidas las Fuerzas del Consenso Nacional, la Llamada de Sudán, la Alianza de Profesionales y los grupos armados «.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.