Echémosles a todos (empezando por la izquierda)

327

Iván Leszno.— Hasta donde me permite recordar mi corta edad, el clima político antes de unas elecciones siempre se ha sido de coacción. Ya en 1989, Felipe González llamaba a votar a su partido para que no ganase la “derecha” (1). Esta vez, nos han estado machacando durante estos últimos seis meses para que votemos bajo el chantaje del auge de la “extrema derecha” o el “retorno” del fascismo. En cada calle, bar, casa, tienda y sitio al que voy, escucho la misma cantinela: “¡Vota, que viene el fascismo!” “Si no votamos, la ultraderecha nos va arrasar…” “O votas o acaban con la democracia” “Tú vota, o te vas a arrepentir”. El voto del miedo, le llaman. Pero si se supone que vivimos en democracia ¿Cómo es posible votar por miedo?

Parece que los únicos responsables de esta situación son los principales partidos políticos de “derechas”: PP, Ciudadanos y Vox. A los otros partidos, los que llevan toda la vida diciéndonos que son de “izquierdas”, no se les critica tanto. En este país nos han enseñado que lo importante no es lo que haces, sino lo que dices. Y nos dicen que son los que velan por los intereses de los trabajadores. Por eso no son cuestionados. De hecho, si haces la mínima crítica le estás dando alas a los otros tres partidos. Aunque no sepas el motivo. Porque en este país nos han enseñado que primero opinas y luego te informas. Al final, poca gente sabe en realidad por qué va votar o se va a abstener. Yo voy a abstenerme. Pero esta vez he roto con lo que me han inculcado y me he informado para criticar lo que han hecho estos partidos de “izquierdas” y así poder defender mi posición, a riesgo de “estar dándole alas al fascismo”.

Me abstengo por varias razones. Pero me voy a centrar en una, que es el hecho de que ninguno de los partidos políticos de “izquierdas” que se presentan a las elecciones defiende nuestros intereses.

Empecemos por el PSOE. El partido progresista por excelencia, es el partido del robo personificado, con cerca de 1000 millones de euros de botín por el caso de los ERE, repartidos entre más 500 imputados (2).

También fue responsable directo en la guerra imperialista de Libia (3). Hicieron de la zona más prospera de África, un país en el que el esclavismo ha vuelto. Pero lo hicieron con mucho progresismo, no nos olvidemos.

Impulsó la reforma laboral que ha empeorado nuestras condiciones laborales, allá por el 2010 (4). En 1992, aprobaron la Ley Corcuera, que fue la Ley Mordaza de la época (5).

Durante los años 80, se encargó de desmantelar toda la industria del país. La clase obrera se enfrentó a la tiranía del gobierno, que llegó a enviar a la guardia civil y al ejército para reprimir a los obreros que pelearon por defender sus fábricas de las reconversiones. Durante los enfrentamientos, hubo varios muertos (todos obreros) (6).

Muchos partidos políticos democráticos han sido ilegalizados gracias a la Ley de Partidos, aprobada por el PSOE (7).
El ex subinspector de policía Amedo, terrorista de los GAL, banda parapolicial creada por el Estado y responsable del asesinato de treinta personas, reconoció que “los GAL fueron decisión de Felipe González. Él estaba detrás de todo” (8).
En 1982, “el líder socialista Felipe González había anunciado en el pleno que aprobó el ingreso (a la OTAN), que cuando su partido llegase al poder, convocaría un referéndum para promover que España saliera de la Alianza (…) En su discurso presidencial de investidura, González renovó ante el Congreso su compromiso de celebrar un referéndum, que tendría lugar en marzo de 1986. Pero lo que ahora proponía Felipe González era continuar en la Alianza, no salirse de ella. En contra de lo que hasta última hora pronosticaban los sondeos, terminó venciendo el “sí” con una participación del 59,7%” (9). Nos metieron en la OTAN por cojones.

Si hace unos cuantos años se gritaba en las calles: “PSOE, PP, la misma mierda es” no era por gusto. Estas son sólo algunas de las fechorías del Partido Socialista. Que cada cual saque sus propias conclusiones. Pero como dice la biblia: por sus hechos los conoceréis.

Izquierda Unida también se ha hartado de robar a manos llenas como muleta del PSOE en la Junta de Andalucía. Ha sido parte del caso de los ERE con imputados como Francisco Rodríguez Donaire (el cual se pasó después al PSOE) (10).
Casares fue el cortijo de esta gente. El alcalde de IU, Juan Sánchez, estuvo implicado en el Caso Majestic, por delitos de “prevaricación, malversación con carácter continuado, fraude en la contratación, cohecho y blanqueo de capitales” (11).
Tuvieron cuatro implicados en el caso de las Tarjetas Black, entre los que destaca Moral Santín, ex consejero de Izquierda Unida, que se gastó cerca de 500.000 euros en comilonas y hoteles de lujo (12).

Así es como se ha comportado IU cuando ha tocado gobierno en ayuntamientos y comunidades autónomas. No creo que fuesen a hacer gran cosa en caso de ponerse al frente del gobierno central.

Ahora voy tirar de memoria para recordar una cosa. Hace años, algunos de entre quienes leerán este texto estaban participando en el movimiento popular que se empezó a organizar en las calles de todo el país. Nos dejábamos la garganta gritando: “lo llaman democracia y no lo es”, “no hay pan para tanto chorizo” “vosotros fascistas, sois los terroristas” “PSOE y PP, la misma mierda es” y nos organizábamos en base a estas consignas. Empezamos a hacer trizas lo que nos habían inculcado sobre política, eso de creer que lo único que podíamos hacer era a votar cada cuatro años.

Aprendimos a reunirnos con nuestros vecinos y compañeros de trabajo y de clase en asambleas y colectivos populares de todo tipo para abordar los problemas de nuestros barrios y ciudades, al mismo tiempo que nos coordinábamos con gente de otras zonas que tenían los mismos problemas que nosotros para plantear alternativas. Todo ello sin tener a ningún político diciéndonos lo que teníamos que hacer ni a ningún banquero controlando nuestros pasos. Descubrimos que podíamos encontrar soluciones y aplicarlas. No necesitábamos votar al partido de “izquierdas” menos malo. Es más, los veíamos como parte del problema. Reuníamos programas políticos democráticos y los aplicábamos. Nos concentrábamos a las puertas de las prisiones para reclamar la libertad de los presos políticos mediante comités solidarios, parábamos desahucios con nuestras plataformas independientes… Nosotros éramos quienes solucionábamos nuestros problemas. Entonces llegaron los listos de los señores dirigentes de lo que hoy es Podemos y dijeron que eso ya no valía.

Teníamos que dejar de crear nuestro propio poder popular para volver a las urnas y a nuestras casas. Se presentaron a las elecciones europeas de 2014 con un programa electoral que planteaba alguna de nuestras reivindicaciones de manera oportunista y ambigua, totalmente vaciadas de contenido político. A finales de ese año, el programa estaba recortado de arriba a abajo. Comenzaron a hacer lo contrario de lo que prometieron en un principio. A cambio de desmovilizar las calles, destruyendo el poder popular que estábamos empezando a construir. “No podemos permitir ni un solo desahucio más en Cádiz. Vamos a trabajar para declarar Cádiz ciudad libre de desahucios”, decía en su candidatura de Cádiz, Sí se puede (13). Una vez que Kichi se hizo con la alcaldía, los desahucios continuaron. “Lo que no vais a conseguir nunca en la vida es que cometa un delito”, le reprochó a una pareja desahuciada cuando protestaba por su situación en el pleno del ayuntamiento (14).

En la Madrid de Manuela Carmena: “La Empresa Municipal de Vivienda continúa con los desahucios a familias en situación de vulnerabilidad, con menores y sin alternativa habitacional” (15). Ada Colau, en su tiempo la campeona antidesahucios y hoy alcaldesa de Barcelona, tampoco ha acabado con los desahucios de su ciudad. En 2017, se produjeron 2519, la mayoría por impago de alquiler (16).

En el transcurso de tres años, se cargaron sus propios círculos. Dejaron tirada a la gente de sus bases, trabajadores, estudiantes, pensionistas y desempleados que estaban dispuestos a seguir creando ese poder popular del que se dijeron representantes cuando crearon el partido. «En esa Asamblea Ciudadana se le dio todo el poder a Pablo Iglesias. Y nosotros ya no podemos tratar nada de lo que allí se aprobó. Las discusiones políticas han desaparecido. Ahora somos como centros culturales donde no se debaten propuestas» (17). Esto es lo que comentó el Círculo de Vistalegre.

En resumidas cuentas, en esto ha quedado el partido que iba nos decía que iba a tomar el cielo por asalto en nombre de los trabajadores.

De eso es de lo que se trata para todos estos partidos. Pelearse con los partidos de “derechas” para gestionar el Estado de la banca y las grandes empresas y ser el que reciba más subvención para vivir del cuento. En eso consiste el miedo que le tienen a Vox. No vaya a ser que les adelanten por la «extrema derecha” a la hora de quedarse con el dinero público.
Respecto a los represaliados políticos, lo único a lo que se han dedicado es a prometer y no meter (en todo caso, a metérnosla doblada). Nos han tratado (y nos tratan) como reclamos electorales. Lo único que han hecho es provocar que la falta de derechos y libertades se denuncie menos.

Esto es lo que PSOE, Podemos, Unidas Podemos y casi todos los partidos que se dicen de “izquierdas” han hecho por mí: (días antes de que varios represaliados participásemos en un acto de denuncia en Alcalá de Henares) “El coloquio estaba previsto en un local municipal cedido a la PAH, pero el rechazo del “Ayuntamiento del cambio del PSOE, Somos Alcalá e Izquierda Abierta” a una charla en la que iba a participar un condenado por enaltecimiento del terrorismo ha forzado a los organizadores a trasladar el evento “ante la posibilidad de que pudiera servir de pretexto para que retire la cesión de uso del local. (…) Ni Somos Alcalá ni Izquierda Unida en Alcalá de Henares se han pronunciado públicamente sobre este acto antirrepresivo ni sobre las presiones para cancerlarlo.” (18) “Los socialistas aseguran que no quieren “este tipo de eventos en nuestra ciudad y, por tanto, pedimos a los organizadores que no sigan adelante, que no realicen este concierto, y en todo caso, estaremos como Partido vigilantes de su contenido” (19).

Esto es lo que los centros sociales, asociaciones de vecinos, colectivos antifascistas, comités solidarios con los presos políticos, plataformas contra los desahucios y mis compañeros de todos los rincones del Estado han hecho por mí: me han ofrecido casas en las que dormir y comer, locales en los que denunciar y reivindicar mi situación, solidaridad económica para costear los gastos judiciales y el apoyo necesario para conseguir que el Estado se lo pensase dos veces antes de meterme en prisión y se decidiese a reducirme la condena.

Por eso soy partidario de la abstención activa. Porque la construcción del poder popular que teníamos en marcha hace años es la única opción que tenemos para cambiar las cosas. Votar cada cuatro años no sirve de nada, tan sólo para legitimar esta falsa democracia en la que sólo tenemos derecho a ir a las urnas, como si fuésemos un rebaño. Tenemos que seguir aprendiendo a juntarnos con nuestros vecinos y compañeros del curro y de clase para abordar nuestros problemas de trabajo, de vivienda, de educación, de sanidad, de derechos y libertades, crear espacios en los que reunirnos, organizar nuestras asambleas vecinales, colectivos juveniles, círculos sindicales independientes y comités solidarios con los compañeros que sean perseguidos por luchar. Nos va a costar mucho. Esta “democracia” no nos ha enseñado a hacerlo, pero es la única manera de conseguir algo. Tenemos ejemplos como el del barrio de Gamonal, que paró las obras del bulevar que iban a construirle a la fuerza gracias a la organización de sus vecinos. Si seguimos este ejemplo, poco a poco nos haremos conscientes de nuestro propio poder y nos daremos cuenta de que no necesitamos a ninguno de estos partidos de “izquierda”. Es hora de vaciar las urnas y llenar las calles.

(1) https://elpais.com/diario/1989/10/26/espana/625359608_850215.html
(2) https://www.eldiario.es/andalucia/cifras-caso-ERE_0_718128984.html
(3) https://elpais.com/elpais/2011/03/22/actualidad/1300785418_850215.html
(4) https://cincodias.elpais.com/cincodias/2010/07/29/economia/1280539407_850215.html
(5) https://elpais.com/diario/1991/11/15/portada/690159601_850215.html
(6) https://rexvalrexblog.wordpress.com/2017/05/04/la-salvaje-reconversion-industrial-de-felipe-gonzalez-provoco-muertos-reinosa-y-euskalduna-hace-30-anos/
(7) https://elpais.com/elpais/2002/06/04/actualidad/1023178619_850215.html
(8) https://www.elmundo.es/elmundo/2011/04/04/espana/1301913970.html
(9) http://www.efemeridespedrobeltran.com/es/eventos/mayo/otan.-hoy-30-de-mayo-de-1982-espana-ingresa-en-la-otan
(10) https://www.elmundo.es/andalucia/2016/07/31/579dc844e5fdea64198b45b2.html
(11) https://www.elmundo.es/andalucia/2017/07/18/596e3c0046163fee208b45d0.html
(12) https://www.eldiario.es/gastos_tarjetas_black/gastos-Moral-Santin-IU-tarjeta_0_312169352.html
(13) https://porcadiz-sisepuede.info/manifiesto/
(14) https://www.lainformacion.com/politica/kichi-desahucios_0_902609915.html
(15) https://www.izquierdadiario.es/Los-desahucios-de-Manuela-Carmena
(16) https://www.metropoliabierta.com/el-pulso-de-la-ciudad/sucesos/colau-frena-desahucios-barcelona_5312_102.html
(17) https://ecodiario.eleconomista.es/politica-eD/noticias/8251913/03/17/La-traicion-de-Pablo-Iglesias-a-los-circulos-desde-Vistalegre-2-son-irrelevantes.html
(18) https://www.publico.es/sociedad/ivan-leszno-insurgencia-persiguen-organizados.html
(19) https://www.facebook.com/notes/psoe-alcalá-de-henares/el-psoe-de-alcalá-condena-cualquier-acto-que-pueda-dar-apoyo-al-terrorismo-que-t/10156477936248470

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.