sábado, septiembre 26, 2020
Enlace externo

‘Guerra fría’ en la Antártida: Nuevo lugar de enfrentamiento entre EE.UU. y China

Pekín ha intensificado sus actividades en el continente helado durante los últimos años.

Noticias populares

Una segunda cobaya humana que participaba en el experimento de la vacuna sufre graves efectos secundarios

La multinacional farmacéutica AstraZeneca, que desarrolla una vacuna contra el coronavirus con la marca comercial de la Universidad de...

La vergonzosa huída

José L. Quirante.— El 20 de junio de 1791 los reyes de Francia, el Borbón Luis XVI y María...

Niñas asesinadas por el ejército paraguayo tenían 11 años

Las niñas asesinados durante el operativo del Ejército paraguayo contra el grupo insurgente Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) tenían...

China lidera un esfuerzo para convertir el punto más alto de la Antártida en una zona especial en donde se realice «investigación científica y protección del medio ambiente» y asegura que está abierta a colaborar con otros países, señala Stephen Chen en South China Morning Post.

En esas «negociaciones abiertas», el Ministerio de Exteriores chino afirma que Pekín ha tomado la iniciativa para lograr que el Domo Argus —donde goza de más presencia que otros países— se convierta en una región protegida o Zona Antártica Especialmente Administrada (ZAEA).

El gigante asiático fue la primera nación en alcanzar esta remota llanura de hielo ubicada a 4.093 metros sobre el nivel del mar gracias a una expedición terrestre que organizó en 2005 y el lugar se convirtió en la su primera base en tierra firme en la Antártida, ya que China cuenta con otras dos instalaciones costeras.

Otros seis países que tienen bases similares en tierra firme son Rusia, Estados Unidos, Japón, Alemania, Francia e Italia, mientras que 20 —casi todos miembros del Tratado Antártico, firmado por 54 naciones— poseen presencia en la Antártida, pero la mayoría las tiene instaladas en islas.

Roces entre China y EE.UU.

China ha intensificado sus actividades en la Antártida en los últimos años. Hace una década construyó la estación de Kunlun, en donde instaló telescopios para realizar observaciones astronómicas y controlar desechos espaciales.

Posteriormente, EE.UU. estableció su propia base temporal a unos 100 kilómetros, que Washington protege su proyecto con el programa militar Deep Freeze —una operación que respalda las actividades antárticas estadounidenses— y algunos investigadores chinos estiman que trata de bloquear el plan del que se convierta en ZAEA.

Mientras los chinos construyeron un campo de aviación y dos estaciones permanentes —la Gran Muralla y Zhongshan— y las instalaciones temporales de Kunlun y Taishan, los norteamericanos también expandieron su presencia en la región, con lo cual ambas partes extendieron su competencia mundial al Polo Sur.

Fuente: RT

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: