Medios locales informaron de que el dantesco incendio —que ocurrió en un almacén médico en la base militar de Tel HaShomer— provocó daños importantes en el emplazamiento, pero nadie resultó herido.

El fuego se desató después de que se produjera una serie de explosiones en el lugar, afirmó, a su vez, un portavoz del ejército del régimen israelí, quien añadió que los bomberos lograron evitar que el incendio se propagara.

Mientras tanto, algunos usuarios de las redes sociales elucubraron acerca de la posibilidad de que la explosión se hubiera producido en un depósito de armas del ejército israelí.

En julio de 2017, tuvo lugar otro incendio en un almacén de municiones del ejército israelí en la zona de Nahal Soreq, ubicada entre la ciudad ocupada de Al-Quds (Jerusalén) y Tel Aviv.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.