EE.UU. no podrá mover a Corea del Norte «ni un solo centímetro» de su postura en torno a la desnuclearización de la península coreana si continúa agravando su «desconfianza y actos hostiles» contra el país asiático.

Así lo afirma el Ministerio de Exteriores norcoreano, condenando que en EE.UU. se observa una «tendencia a imputar a Corea del Norte la culpabilidad del fracaso» de la pasada cumbre entre el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente estadounidense Donald Trump.

«La causa subyacente del retroceso en las conversaciones de la cumbre de Hanói [Vietnam] es la posición arbitraria y deshonesta adoptada por EE.UU., insistiendo en un método que es totalmente imposible de aceptar«, cita la agencia estatal KCNA a un portavoz de la Cancillería, según recoge KCNA Watch.

El vocero aseveró que, a menos de que Washington ponga en práctica «un nuevo método de cálculo», el diálogo entre ambas naciones no será reanundado y los prospectos para una desnuclearización total «serán mucho más sombríos».

«Sería aconsejable para EE.UU. que despierte a la realidad y aprenda de nuevo cómo mantener diálogos y negociaciones», acotó el representante de la Cancillería norcoreana horas antes de que Trump parta a Japón, donde se prevé que sostenga conversaciones sobre la situación de la península coreana.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.