Una nueva operación de comando del ejército israelí ha fracasado estrepitosamente. Fue en noviembre de 2018 cuando un comando israelí intentó infiltrarse en Jan Yunis antes de caer en una emboscada de la Resistencia, lo que fue seguido de violentos intercambios de fuego de ambos lados y un ataque con misiles contra las colonias sionistas. Acaba de tener lugar ahora una nueva operación de comando israelí que ha terminado con un nuevo fracaso.

Este lunes, los combatientes de la Brigada Qassam, el ala militar de Hamas, repelieron el ataque de una unidad de comandos israelí que intentó infiltrarse en el este de Jan Yunis, en el sur de la Franja de Gaza. Los comandos sionistas fueron literalmente emboscados. Los militares israelíes habían penetrado cien metros al este de Jan Yunis cuando los combatientes de las brigadas Qassam abrieron fuego contra ellos con sus armas pesadas y semipesadas. Los lanzadores de cohetes de la Resistencia también los estaban esperando. Esta contraofensiva empujó a los militares israelíes a huir. Los medios israelíes todavía no han divulgado la información por temor a la reacción de la opinión pública israelí. El balance de posibles pérdidas israelíes o el posible toma como prisioneros de soldados israelíes durante esta operación también se desconoce.

Los oficiales del ejército sionista reconocen ahora, uno tras otro, la incapacidad del ejército israelí para realizar operaciones a gran escala en Gaza.

El 13 de junio, fuentes israelíes informaron sobre el ataque con misiles de la Resistencia desde Gaza contra la colonia de Sderot. Según los medios israelíes, un cohete impactó en un edificio sin causar víctimas, pero tuvo la virtud de recordar nuevamente la incapacidad del sistema israelí de defensa antimisil Cúpula de Hierro.

Los analistas militares en Israel se preocupan por el creciente poder de los grupos de la Resistencia Palestina y sus capacidades para penetrar el sistema de la Cúpula de Hierro. Uno de ellos, Gershon Hacohen, analista del Centro de Estudios Estratégicos, incluso lamentó claramente que el poder disuasivo de Israel haya quedado debilitado y desafiado por los misiles palestinos. Pero la derrota de la operación de comando israelí el lunes por la mañana muestra de nuevo las debilidades crecientes del Ejército israelí.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.