Una bofetada juvenil al imperialismo.

La primera secretaria de la UJC, Susely Morfa González, afirmó que los enemigos históricos de la Revolución Cubana no han logrado quebrar el proceso de continuidad en el país

95

Un mismo espíritu recorrió el auditorio juvenil cuando Richard López, joven boricua, visiblemente conmovido al hablar de las luchas justas del mundo, resumió el antimperialismo en una sola frase: «mi gente, se trata del amor». Fue ese un momento de especial emotividad en la comisión Juventudes: estrategias y continuidad en las luchas, que sesionó como parte del Encuentro antimperialista de solidaridad, por la democracia y contra el neoliberalismo.

Precisamente ante esa realidad, Susely Morfa González, primera secretaria del Comité Nacional de la Unión Jóvenes Comunistas (UJC), quien comenzó el debate, dijo que como nunca antes se precisa unir esfuerzos e ideas para combatir la terrible embestida del imperialismo,  afirmó que la juventud es precisamente «el blanco predilecto en los planes subversivos y en la guerra mediática».

Como herramientas fundamentales para desactivar la conciencia de los jóvenes, aseguró Morfa González, el enemigo apuesta por «dividirnos y convertirnos en una masa sin compromiso con el futuro, centrada en aspiraciones personales y presa del mercado», denunció, y resaltó la resistencia de la Mayor de las Antillas ante las presiones, chantajes y amenazas de Estados Unidos, como el recrudecimiento del bloqueo con la activación del Título III de la Ley Helms Burton.

Para ilustrar el enorme impacto de la política estadounidense en el sector juvenil y estudiantil cubano, explicó a los participantes en el Encuentro que solo en el período entre abril de 2018 y marzo de este año Cuba ha sufrido pérdidas de hasta 4 343 millones de dólares… «¿Cuántas oportunidades para niños y jóvenes se habrían podido concretar y multiplicar si ese dinero hubiera estado al servicio de nuestro desarrollo?», lamentó.

Sin embargo, aseguró, los enemigos históricos de la Revolución Cubana no han logrado quebrar el proceso de continuidad en el país, y la juventud se halla en capacidad de explicar al mundo, como lo ha hecho precisamente en este Encuentro, las razones que respaldan su lucha. Dijo que las nuevas generaciones han sufrido el bloqueo en todos los sectores y han vivido el impedimento de acceso a tecnologías, mercados y espacios de conocimientos, por no contar con materiales, equipamiento y la posibilidad de consultar  sitios web vinculados con el desarrollo académico y la investigación.

Al referirse a las presiones estadounidenses sobre Cuba en el plano de la cooperación internacional, Morfa González aseguró a los delegados de las más diversas regiones del mundo que su presencia en esta cita es «una bofetada al imperialismo, una verdadera muestra de democracia, de libertad para expresar sus ideas y denunciar a los verdaderos responsables de los grandes males de este mundo».

Todas las voces, todas

Otros panelistas de la comisión intervinieron para apoyar las causas solidarias comunes a todas las fuerzas progresistas del mundo. El venezolano Randel Peña, al reflexionar sobre la desinformación como estrategia imperial actual, denunció que se culpa y se intenta aislar a su país acusándolo de violar derechos humanos, de ser un estado represor, y de tener supuestos vínculos con el narcotráfico.

Detalló cómo se trabajan esas mentiras y los «trucos» que se usan para alimentarlas, pues han hecho firmar a los migrantes venezolanos como si fueran refugiados políticos a cambio de ciertos privilegios en su entrada a otros países. Ante tal escenario de manipulación mediática, afirmó que «el gran reto de la juventud de estos tiempos es reconocernos ahora para garantizar la hegemonía política del mañana».

Constant Mutamba, líder juvenil congolés, aseguró que el peligro mayor radica en la inmovilidad. «Es nuestra inacción la responsable de la supervivencia del imperialismo», aseguró, al tiempo que rememoró las hazañas de próceres de la Revolución Cubana y de las luchas libertarias americanas y congolesas. «Si las fuerzas de izquierda trabajamos separadas esa es nuestra debilidad», lamentó.

Por su parte, Flavia Villarreal Soler, presidenta de la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes, intervino para visibilizar las diversas y justas causas que movilizan a los educandos de la región: causas feministas, contra la mercantilización de la educación y que se defienden en el actual contexto represivo de América Latina.

Denunció que los grandes medios silencian el apoyo de los estudiantes del mundo a Cuba, en contra del bloqueo, y propuso, como medida para contrarrestar la desinformación, la creación de redes digitales para compartir noticias y contenidos de las fuerzas juveniles de izquierda.

País símbolo de la resistencia

En el intercambio se alzaron voces juveniles en nombre de  afrodescendientes, campesinos, indígenas, minorías estadounidenses y luchadores por la liberación, como los representantes de Puerto Rico. Tal variedad, sin embargo, se presentó en numerosas intervenciones con una nota común: el apoyo a las causas justas del mundo.

Por eso, Idris Maya, representante diplomático de Siria en Cuba, resaltó a la Mayor de las Antillas como «país símbolo de la resistencia contra el imperialismo», llamó a la solidaridad con el pueblo sirio en su lucha antiterrorista, la que calificó como de interés mundial, y halagó el papel decisivo de la juventud progresista de su país en la cooperación con el ejército y en la construcción de la realidad nacional desde redes sociales, una estrategia, que, asegura, debe generalizarse en la lucha antimperialista global.

Otro momento especial fue el minuto de silencio dedicado por Richard López, joven boricua, a los caídos en las protestas chilenas por causa de la represión policial, y el hermoso canto de tres jóvenes indígenas estadounidenses que aseguraron que también en su país hay pueblos que aún luchan por sus derechos y su soberanía.

A la comisión —en la cual se presentó un video acerca de Fidel y la Revolución Cubana—, asistieron Olga Lidia Tapia Iglesias, miembro del Comité Central del Partido; José Ramón Saborido, ministro de Educación Superior, y Pedro Infante, titular de Juventud y Deporte de Venezuela.

Al hacerse fotos los jóvenes ratificaron su compromiso con las causas justas.

Urge compartir noticias en nombre del bien frente a la desinformación de los grandes medios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.