Turistas extranjeros rompen con el cerco mediático de las mentiras sobre Venezuela.

79

“Todo el mundo me decía ‘no vayas, estás loco’, pero me lo pasé muy bien“, expresó un turista japonés al medio británico BBC, que esta semana publicó un reportaje sobre los viajeros extranjeros “que aún visitan al país suramericano”, en un intento por reflejar la supuesta “crisis” que existe en Venezuela, pese a los testimonios positivos de la experiencia de los propios protagonistas.

El primer turista consultado fue Koichiro Sawada, de 25 años, quien dijo haber quedado sorprendido con la calidez y la solidaridad del pueblo venezolano, según admitió la publicación. “Desde hace tres años que soñaba con ir al Roraima” confesó al medio, relatando que en 2016 estaba googleando fotos de Sudamérica en su departamento de Tokio. “Me salió una foto del monte Roraima y quedé boquiabierto. Luego, simplemente me dije: tengo que ir”.

Además de la belleza natural de Venezuela, Sawada le vio otras ventajas al viaje. “Es un destino muy barato y también quería ver con mis propios ojos lo que realmente está pasando en Venezuela”, admitió a la publicación, en referencia a la mala publicidad que se le da al país en el exterior.

Visitó pueblos nativos como el pemón. “Me sorprendió lo buena que es la comida: las arepas me gustaron, pero prefiero las cachapas. ¡Es mi plato favorito! Me gustan con queso de mano (un tipo de queso local), que se derrite en tu boca”, confesó.

Pero para él lo mejor de este país sudamericano es la gente. “Es impresionante cómo los venezolanos, a pesar de los tiempos que viven, son tan alegres y les encanta compartir. Siempre me dan comida” dice Sawada entre risas.

Sawada comentó las bellezas de las playas venezolanas con aguas cristalinas bañadas por el mar Caribe y sus exuberantes selvas tropicales en la Amazonía, y lamentó que los atributos turísticos de Venezuela no sean muy conocidos en Japón.

En el mismo reportaje, publican también la experiencia de Eliane Souza, una turista brasileña de 34 años, quien aseguró haber quedado “fascinada” con Venezuela.

“La gente es tan amable y tan cálida. Sigo en contacto con algunos locales que conocí durante el viaje”, dijo.

La brasileña recorrió la Amazonía venezolana durante 10 días y a pesar de las ideas preconcebidas que tenía del país, asegura que lo único difícil de su visita fue el tiempo para llegar a este lugar tan remoto. “Fue un viaje muy agotador y bastante largo. Tomé un vuelo de Sao Paulo a Manaos por 7 horas, de allí viajé a Boa Vista y después tomé otro avión hasta Santa Elena de Uairén, una pequeña población cerca de la frontera con Brasil”.

“Pero valió la pena“, afirmó. “Hay buenos lugares donde hospedarse con todas las comodidades, incluso hay hoteles 5 estrellas en medio de la Amazonía. También hay mucha gente capacitada”, agregó.

Adicionalmente, Souza asegura que hay mucha gente dispuesta a conocer las bellezas naturales que ofrecen las diferentes regiones venezolanas.

¿País peligroso?

Los testimonios de los turistas son una una excusa para que BBC asegure que “por distintos motivos y pese a su potencial, Venezuela nunca ha sido un país con una industria turística importante”.

Muestra además presuntos datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT), según los cuales Venezuela recibió 427 mil visitantes en 2017, una cifra inferior al año anterior (526 mil) y menos de la mitad de los que obtuvo en 2014 (857 mil).

BBC reconoce que muchas aerolíneas internacionales han cesado sus operaciones en Venezuela debido a que varios países emisores de turistas en el mundo “desaconsejan” a sus ciudadanos viajar a menos de que sea “estrictamente necesario”. Sin embargo, no hace referencia al abierto bloqueo imperial de EEUU y algunas naciones acólitas de la Unión Europea, ni tampoco a la campaña mediática impuesta desde al menos 15 años.

No obstante, revela que el Ministerio de Relaciones Exteriores británico (Foreign Office), es uno de los que desaconseja todo tipo de visita a Venezuela, a excepción de las “esenciales”. Esta oficina es una de las que difunden falsamente que en Venezuela existe “delincuencia e inestabilidad”.

La publicación británica acepta que cuando se dice eso, los seguros no cubren esos destinos, y por consiguiente, “las agencias de viaje no pueden vender boletos”, según se los explicó Mary Anne Nelson, supervisora de ventas de la agencia de viajes Journey LatinAmerica, con sede en Londres.

El reportaje de BBC, publicado en su página web, intenta ser objetivo e imparcial, pero la redacción no oculta la direccionalidad que tiene el trabajo para convencer a los lectores que viajar a Venezuela puede ser interesante, pero sigue siendo “peligroso”.

¿No se puede visitar a Caracas o Venezuela?

Asegura BBC que muchos turistas “prefieren evitar la capital venezolana por su alta tasa de criminalidad”, aunque muchos otros viajeros aseguran que tomando las precauciones necesarias, es posible visitarla.

Ryuta, el segundo turista japonés consultado en el reportaje que visitó Caracas, testimonió: “Me gustó mucho el país y pienso que tomando precauciones se puede viajar”.

Cuenta que tenía reservas acerca de lo que leía en la prensa de Japón sobre la “crisis venezolana” y su actual presidente, Nicolás Maduro, pero dice el viaje le ayudó a formarse una opinión más concreta y verdadera de la realidad venezolana.

Igual consideración expresó Sawada, el primer turista japonés del reporte. Después de haber visitado la selva, varias ciudades y la costa, el japonés terminó su recorrido por tierras venezolanas en Mérida, una ciudad en un pequeño valle en Los Andes venezolanos, cerca de la frontera con Colombia.

“Llevo un mes viajando por toda Venezuela, y me pienso quedar un mes más. Aprovecho el tiempo practicando mi español, yendo a clases para aprender a bailar salsa y bachata, y también me inscribí en un curso de inglés”, confesó el japonés al medio británico.

Cuestionado por BBC sobre si regresaría al Venezuela, Sawada no lo pensó dos veces: “Hice muchos amigos: aquí me siento como en casa”.

Y para rematar, la turista brasileña Eliane Souza admitió que antes de emprender su viaje a Venezuela, también tenía sus reservas sobre la idea de visitar al país por todo lo malo que se dice en la prensa.

“Tenía miedo por la supuesta falta de comida y de productos básicos, pero conseguí de todo en los supermercados“.

“También tenía miedo por la inseguridad, pero siendo honesta, desde que llegué, nunca me sentí en peligro”, confesó.

Prensa Digital MippCI / VTV / BBC

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.