UOC (mlm): ¡El Pueblo Colombiano También se ha Puesto de Pie!

41

La Unión Obrera Comunista (mlm) saluda al proletariado, al campesinado y al pueblo colombiano por su majestuosa demostración de rebeldía el 21 noviembre y los días siguientes contra la tiranía del gobernante régimen mafioso y paramilitar.

Por encima del camino de la conciliación, de los alegatos en el establo parlamentario y de los compromisos con el régimen criminal se impuso el camino de la lucha revolucionaria manifiesto en el gran Paro Nacional o Huelga Política de Masas que involucró sectores importantes de la producción, del transporte masivo y del comercio con gigantescas movilizaciones, bloqueos y combates callejeros afectando la normalidad de la producción capitalista, surtidora de la ganancia de las clases parásitas, y con ello todo el orden burgués.
Posterior al paro nacional, la movilización prosiguió con cacerolazos y otras formas de movilización en rechazo al terrorismo de Estado y respaldando el paro, creando mejores condiciones para avanzar en el propósito de un necesario Paro Nacional Indefinido que haga retroceder a las clases dominantes y conquistar las reivindicaciones inmediatas del pueblo trabajador.

Las clases que sostienen la sociedad con su trabajo, el proletariado y el campesinado, si bien constituyen la base del gigantesco movimiento, todavía no hacen valer su peso social dada la debilidad de sus organizaciones. Aun así, ha sido ejemplar la fuerza de la juventud obrera y del estudiantado como combatientes de primera fila, cuyo heroísmo, iniciativa y espíritu de sacrificio da cuenta de la vitalidad de quienes están llamados a dirigir la sociedad.

La justeza del Paro y las declaraciones demenciales del régimen sobre las supuestas conspiraciones propiciaron el apoyo de importantes sectores de la intelectualidad e incluso personajes de la misma burguesía. Igualmente, la pretensión siniestra del régimen mafioso de criminalizar a la juventud, tratando su rebeldía justificada de vandalismo y delincuencia ha sido rechazada por el pueblo, testigo y víctima de las provocaciones de las fuerzas policiales y militares, de su violencia desenfrenada, y de los actos de robo y saqueo cometidos en contra de la comunidad con el apoyo de las fuerzas militares.

La táctica de sembrar terror y miedo fue enfrentada con la movilización de las masas en las calles que valientes enfrentaron no solo las bandas delincuenciales patrocinadas y protegidas por la policía en sus fechorías, sino el toque de queda y la militarización en la capital. El tratamiento de guerra al Paro y a las manifestaciones, así como recurrir a las bandas criminales para sembrar miedo se convirtieron en piedras que el régimen levantó para dejarlas caer sobre sus propios pies, sirviendo de motivo para que surgieran nuevas formas de organización para la defensa de las comunidades.

El Paro demostró nuevamente la debilidad del régimen mafioso y agudizó las contradicciones en el seno de las clases dominantes obligando al títere presidente a llamar a dialogar. El Paro y las movilizaciones posteriores se convirtieron en una victoria del pueblo permitiéndole comprobar en los hechos su enorme poder, así como la debilidad de sus enemigos. Debilidad que debe ser aprovechada para organizar mejor las fuerzas populares e intensificar la lucha, impidiendo las nuevas maniobras del gobierno que tratará de sobornar a algunos dirigentes y comprometer a los partidos de la llamada oposición para que el pueblo deje de luchar y se trance con promesas.

En ese sentido de organizar mejor las fuerzas populares para las nuevas batallas se hace necesario generalizar los Comités de Lucha o de Paro en todas partes, las Asambleas Populares Locales, Regionales y Nacionales donde se tomen decisiones y se hagan cumplir; Asambleas donde se ejerza la democracia directa de las masas desde abajo, con completa independencia del Estado y los partidos políticos, y donde se destaquen los verdaderos dirigentes del pueblo trabajador. Esta es la tarea más urgente para darle continuidad al movimiento en la perspectiva de avanzar de la rebelión a la revolución.

En cuanto al papel de los comunistas y revolucionarios podemos decir que obtuvieron un triunfo político, manifiesto en el hecho de que las fuerzas reformistas e “izquierdistas”, tuvieron que aceptar el camino de la lucha y tratar de ponerse al frente de la huelga política para impedir que fueran desplazadas ante el impetuoso avance de las masas, y a pesar de la debilidad de las fuerzas e influencia de los comunistas y revolucionarios entre las masas, han logrado influir en el conjunto del movimiento y cumplir con sus planes en la organización del Paro y las movilizaciones en algunos sectores obreros, campesinos y populares.

Por supuesto, también el Paro puso de manifiesto las grandes debilidades y deficiencias, especialmente, la carencia del Partido político de la clase obrera para actuar con un solo centro de dirección, con un solo plan, con una sola voz; dejando ver además el peso de los métodos artesanos de trabajo para ponerse a la altura de las exigencias en cuanto a la agitación y propaganda, tan necesarias para responder con contundencia a los ataques de los enemigos y prevenir al movimiento de los malos consejos de los “amigos”.

A pesar de su debilidad relativa, los comunistas y revolucionarios se han comportado como dignos y consecuentes combatientes de vanguardia y representantes de las aspiraciones del pueblo trabajador, lo que les permite afianzar posiciones y conquistar nuevas fuerzas para marchar a la cabeza de la rebelión popular, haciendo conscientes, educando y generalizando las nuevas formas de organización y de lucha que mejor contribuyan al propósito de acercar el triunfo de la Revolución Socialista.

El pueblo colombiano se ha puesto de pie, comportándose a la altura de sus hermanos de otras latitudes y depende de los comunistas que tan lejos pueda llegar en su marcha.
XIV Reunión Plenaria del Comité de Dirección – XI Asamblea

Unión Obrera Comunista (mlm)
Noviembre 24 de 2019

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.