Desde el PCTE Andalucía, ante el nuevo decreto de educación 21/2020 de 17 de febrero, aprobado por PP-Ciudadanos, y la consecuente respuesta de la comunidad educativa, manifiestamos lo siguiente:

  • Que el nuevo documento supone un ataque a la educación pública al ampliar las zonas de influencia de los centros privado concertados, estableciendo que “las áreas de influencia para cada enseñanza se configurarán de forma que las personas solicitantes tengan la máxima puntuación por el criterio de proximidad al centro del domicilio familiar o del lugar de trabajo en, al menos, un centro de cada tipo.” Por decirlo claro: los centros privado concertados amplían su zona de negocio, pudiéndose instalar ilimitadamente en áreas a la que antes no tenían acceso.
  • Que este ataque a la educación pública se realiza con el argumento mentiroso (recogida en el propio decreto) de garantizar “la capacidad de las familias para elegir el tipo de centro que desean para sus hijos e hijas”. Bajo esta excusa se encuentra la intención de degradar los centros públicos para favorecer los concertados, estableciendo una educación de “primera” y de “segunda”, desviando dinero público hacia negocios de gestión privada en manos de entidades reaccionarias.
  • Que este decreto favorece la segregación social, tal como da a entender el propio decreto cuando dice que “en ningún caso los centros públicos o privados concertados podrán percibir cantidades de las familias por recibir las enseñanzas de carácter gratuito” bien sea a través de “aportaciones a fundaciones o asociaciones” o cualquier otra manera. Es decir, el decreto anuncia lo que todos ya sabemos: que las aportaciones seguirán siendo “voluntarias” so pena de de bullyng al alumno por parte del propio centro concertado. Excusatio non petita accusatio manifesta. Se establece avanzar así en la privatización encubierta y en la segregación de las familias con menos recursos.
  • Que para conquistar una educación pública y de calidad al servicio de la clase obrera, no basta solo con rechazar el nuevo decreto. Es necesario también denunciar los ataques del PSOE a lo público, eliminando más de 1500 líneas desde 2011, manteniendo unas altas tasas de interinidad que precarizan a los trabajadores docentes, privatizando las actividades vinculadas a la educación como la limpieza de los centros o los comedores escolares… es decir, es necesario denunciar la instrumentalización que de este conflicto hará la “izquierda” de PSOE-Podemos, acusando al “trifachito” de ser los malos para decir que ellos son los buenos y así situarnos en un callejón sin salida donde seguro saldrá perjudicada la educación pública. No olvidamos que fue el gobierno del PSOE el que renovó en 2017 los conciertos educativos incrementando incluso su financiación.
  • Que es responsabilidad del gobierno central formado por PSOE-Podemos establecer una educación 100% pública y de calidad, para lo cual es condición sine qua non eliminar la privado concertada. No atender a esta exigencia y mantener así la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, en lo referente a los conciertos educativos supone una evidente complicidad con la laminación de la educación pública por mucho que clamen contra el “trifachito”.

Desde el PCTE de Andalucía apoyamos la huelga convocada por la comunidad educativa (trabajadores, estudiantes y asociaciones de madres y padres) el próximo día 4 de marzo en la que participará activamente nuestra militancia y llamamos a ser apoyada por el conjunto del pueblo trabajador. Así mismo hacemos un llamamiento a la unidad de acción de la comunidad educativa como única forma de comenzar la contraofensiva. Es necesario convertir esta jornada de huelga general educativa en el comienzo de un ciclo de movilizaciones que consigan tumbar el presente decreto y situar un horizonte de lucha por una educación netamente pública y de calidad al servicio del pueblo trabajador.

Comité Regional de Andalucía, a 23 de febrero de 2020.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.