Miles de hambrientos forman una cola kilométrica en Ginebra para conseguir alimentos

140

La pandemia ha dejado al descubierto que lacras del capitalismo, como el hambre, que la propaganda había tapado durante décadas, siguen estando presentes como lo han estado siempre, y no sólo en los países del Tercer Mundo, sino en los países más “desarrollados”.

El hambre es consustancial al capitalismo y sólo acabará cuando se construya una sociedad distinta: socialista.

El sábado miles de personas hicieron cola para recibir comida en Ginebra. Hasta ahora la ciudad suiza sólo era conocida por el dinero negro, la diplomacia y el chocolate. Ahora el mundo sabe que el chocolate suizo no llega para todos.

La cola de hambrientos comenzó a formarse a las 5 de la madrugada frente a la pista de hielo de Vernets, según la asociación Caravana de Solidaridad, organizadora del reparto.

Cuando comenzó la distribución cuatro horas más tarde, la cola, en la que la gente llevaba máscarillas y estaba de pie a dos metros de distancia, se extendía a lo largo de un kilómetro y medio. Según los organizadores, había más de 2.000 hambrientos esperando una ración.

Caravana de Solidaridad ya lleva organizadas seis campañas de distribución de comida y las peticiones son cada vez más numerosas.

Silvia, de 64 años, es una trabajadora filipina que estuvo esperando su turno durante tres horas. “Necesitamos comida”, dice. “Todo es mucho más difícil desde que empezó la crisis”.

Alrededor de 1.500 bolsas de compras grandes llenas de arroz, pasta, café instantáneo o cereales se almacenan a lo largo de las paredes del gran vestíbulo y llenan un salón cercano.

Si se agotan las reservas de alimentos, se distribuirán vales por valor de 20 francos suizos (unos 19 euros). Junto a los organizadores, Médicos Sin Fronteras, se ofrece a realizar pruebas de coronavirus, pero eso no llena la barriga.

Una encuesta realizada a 550 personas que fueron la semana pasada al banco de alimentos mostró que más de la mitad de ellas carecían de papeles, un tercio tenía permiso de residencia y alrededor de un cuatro por ciento tenía nacionalidad suiza.

Según la Oficina Federal de Estadística, alrededor del 8 por ciento de la población suiza, es decir, casi 660.000 personas, viven en la pobreza, de un millón que se considera en situación precaria.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.