El régimen colombiano gasta más de 2 millones de dólares en municiones para la Policía en medio de la crisis por el coronavirus

"Esta compra de armamento corresponde a ese temor que existe en el Gobierno de que sobrevengan algunos desmanes y algunas protestas populares", opina el periodista Ramón Jimeno.

58

La Policía Nacional de Colombia tiene abierto un proceso de contratación por 9.515.844.030 pesos (equivalente a 2,44 millones de dólares) para la compra de municiones no letales para Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD).

El senador del Polo Democrático Wilson Arias Castillo, quien hizo la denuncia, ha criticado la adquisición de estas municiones, que incluye cartuchos de gas, granadas multi-impacto, esferas de paint ball’ y gases lacrimógenos, entre otras, en medio de la pandemia del coronavirus que golpea al país sudamericano.

«Hemos encontrado que el Gobierno sigue gastando recursos en medio de una pandemia, en medio de una emergencia económica, en la cual se supone se deben cuidar los recursos escasos y reorientarse en función de lo que dicta el momento», dijo Arias, en entrevista con kienyke.

Además, señala que actualmente, el ESMAD cuenta con suficientes municiones, por lo que no se requiere hacer este gasto.

«Inadmisible que mientras la gente pasa hambre, angustia y desempleo, (el presidente) Iván Duque siga adelante con compra para el ESMAD», escribió el legislador.

Arias señala, por ejemplo, que con el dinero que se empleará para la adquisición de las municiones, «se podrían comprar más de seis camas UCI con respirador para el Amazonas que hoy no tiene ninguna», adquirir «95.000 mercados para una familia entera», «pagar el semestre a más de 2.500 estudiantes» o «financiar más de 10.000 salarios mínimos».

La Policía Nacional se defendió de las acusaciones. El director de la institución, Óscar Atehortúa, informó, citado por RCN, que «esto no fue una medida improvisada» y detalló que ya en 2019 se planteó la necesidad de adquisición de munición menos letal para la fuerza disponible de las policías metropolitanas y departamentos y el ESMAD.

Sin embargo, Arias ha revelado que la contratación la iniciaron apenas el 20 de abril pasado.

Temor por protestas

En entrevista con RT, el periodista colombiano Ramón Jimeno señaló que «esta compra de armamento corresponde a ese temor que existe en el Gobierno de que sobrevengan algunos desmanes y algunas protestas populares, habida cuenta de la crisis económica que ha profundizado la pandemia».

Añadió que esta medida que beneficia a la Policía Nacional «corresponde a esa mentalidad de este Gobierno, y en general de los gobiernos colombianos, de creer que hay un enemigo interno que tienen que reprimir cada vez que proteste, por eso invierten una suma muy importante».

Sin embargo, Jimeno menciona que «no es sorprendente que el Gobierno gaste, en medio de la pandemia, una cifra como esta», puesto que «Colombia es uno de los países de América Latina que más gasto militar hace».

Lo que sí resalta el periodista es que la medida ha sido «muy mal vista, en un momento en el que el sistema de salud está colapsado o al borde de colapsar por la prevención que hay que tener frente a la pandemia».

«Ha sido muy mal recibido por la opinión pública que el Gobierno se preocupe más de contener a los ciudadanos que quieren protestar, que en ayudar a atender la crisis humanitaria», añadió.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.