¡Las calles son nuestras! Sábado 23 de Mayo. 12:00 h Paraninfo. Zaragoza

73

Contra la extrema derecha
¡Las calles son nuestras!
¡Basta de mordazas!

Estos días estamos viendo el espectáculo de la derecha y extrema derecha, los barrios con mayor renta saliendo a la calle con total hipocresía pidiendo libertad: quieren que se abran sus negocios y empresas, pero ponen sus ganancias por delante de la vida de la mayoría de las trabajadoras y trabajadores. Pero somos nosotrxs, lxs que tenemos nuestros propios motivos para salir a las calles.

Nos sumamos, y mostramos nuestra más absoluta solidaridad, a las distintas organizaciones sociales y políticas de la izquierda madrileña que han denunciado la tolerancia del gobierno a las movilizaciones de la extrema derecha de este sábado 23, mientras se le prohíbe manifestarse a la izquierda ese mismo día. Es indignante que mientras a los ricos del barrio de salamancas de Madrid  se les tolera, a la clase trabajadora y sectores populares se nos hace pagar la crisis.

Mientras a las grandes empresas, con el paraguas del gobierno, se les regala millones de euros a los y las trabajadoras se nos descarga la crisis sobre nuestras espaldas con ERTES, ERES o rebajas salariales.  Frente a la extrema derecha que pide “libertad” para seguir abriendo sus negocios y seguir explotando, tenemos que rodear de solidaridad todos los conflictos de las y los trabajadores. Un buen ejemplo de esto es la huelga de la plantilla de Nissan en Barcelona frente a la amenaza de cierre dejando a miles en la calle.

La mejor manera de luchar contra la extrema derecha es saliendo a las calles las y los trabajadores, la juventud, los y las migrantes, sin ceder al mal menor de este gobierno y exigiendo medidas urgentes para que la desescalada sea un proceso racional y en favor de la clase trabajadora: por eso exigimos la expropiación sin indemnización de la sanidad privada y las farmacéuticas y un refuerzo de la sanidad pública (ya está bien de hacer negocio con nuestras vidas), tests y mascarillas gratuitas para todos (no vamos a seguir trabajando para que se enriquezcan mientras nos jugamos la vida), y la intervención inmediata y nacionalización sin indemnización de las residencias de mayores (porque no estamos dispuesto a seguir viendo escenas tan terribles como las de nuestros mayores hacinados, o un personal desbordado y sin medidas de seguridad) o una renta de cuarentena porque cada vez son más los que no saben cómo van a pagar la comida a fin de mes.

Y que no nos digan que no hay dinero, porque lo hay, lo que hacen falta son más impuestos a las grandes fortunas y grandes empresas y la nacionalización de la banca para la suspensión de la deuda que desde luego no es nuestra. Tenemos que salir a exigir la prohibición de los despidos y a decir que basta ya de controles policiales y hostigamiento a los barrios populares, que ya van casi un millón de multas, más que en 4 años de ley mordaza.

Solo así, con la clase trabajadora pasando a la ofensiva podremos construir la fuerza social capaz de enfrentar a la extrema derecha, sí, pero también imponer una salida obrera y popular a la actual crisis.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.