Las redes 5G son vitales para mantener la hegemonía militar y económica de Estados Unidos

81

Manlio Dinucci.— En marzo tuvieron lugar las maniobras aéreas Bandera Roja, las más importantes de Estados Unidos en la base de Nellis, en Nevada, con la participación de fuerzas alemanas, españolas e italianas.

Según anuncia el Pentágono, la base aérea comenzará en julio la construcción de una red experimental 5G, que estará operativa en enero del año que viene.

En las maniobras participaron cazas F-35 que, según la Aeronáutica Militar, estaban “integrados con lo mejor de la aviación militar americana” para ¢explotar al máximo el potencial de los aviones y los sistemas de armas a bordo”, incluidos sin duda los nucleares.

En las maniobras Bandera Roja del año que viene probablemente ya estarán en funcionamiento para ser probadas en un entorno real, las redes móviles de 5G consistentes en torres que pueden ser montadas y desmontadas en menos de una hora para su rápida transferencia dependiendo de la operación en curso.

La base de Nellis es la quinta seleccionada por el Pentágono para probar el uso militar de las redes 5G. Las otras están en Utah, Georgia, California y el estado de Washington.

Un documento del Servicio de Investigación del Congreso explica que esta tecnología de transmisión de datos móviles de quinta generación puede tener “muchas aplicaciones militares”. Una de ellas se refiere a los “vehículos militares autónomos”, es decir, vehículos robóticos aéreos, terrestres y navales capaces de llevar a cabo de forma autónoma misiones de ataque sin siquiera ser controlados a distancia.

La técnica requiere el almacenamiento y el procesamiento de una enorme cantidad de datos que no pueden llevarse a cabo únicamente a bordo del vehículo autónomo. Las redes 5G permiten a este tipo de vehículos utilizar un sistema externo de almacenamiento y procesamiento de datos, similar a la “nube” actual para el almacenamiento personal de archivos. El sistema permite “nuevos conceptos operativos militares”, como el “swarming”, en el que cada vehículo se conecta automáticamente con los demás para llevar a cabo una misión (por ejemplo, el ataque aéreo a una ciudad o el ataque naval a un puerto).

Las redes 5G harán que todo el sistema de mando y control de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos sea más potente a escala mundial: actualmente -explica el documento- utiliza las comunicaciones por satélite pero, debido a la distancia, la señal tarda en llegar, lo que provoca retrasos en la ejecución de las operaciones militares. Estos retrasos serán prácticamente eliminados por las redes 5G. Desempeñará un papel decisivo en el uso de las armas hipersónicas que, equipadas con ojivas nucleares, viajan a más de 10 veces la velocidad del sonido.

Las redes 5G también serán extremadamente importantes para los servicios secretos, haciendo posible sistemas de control y espionaje mucho más efectivos que los actuales. “5G son vitales para mantener las ventajas militares y económicas de América”, dijo el Pentágono.

“La emergente tecnología 5G, que está disponible comercialmente, ofrece al Departamento de Defensa la oportunidad de aprovechar este sistema para sus propias necesidades operativas a un costo menor”. En otras palabras, la red comercial 5G, fabricada por empresas privadas, está siendo utilizada por las fuerzas armadas de Estados Unidos a un costo mucho menor del que sería necesario si la red se fabricara únicamente con fines militares. Esto también ocurre en otros países.

Por lo tanto, es comprensible que la disputa por las redes 5G, especialmente entre Estados Unidos y China, no sólo forma parte de la guerra comercial. Las redes 5G crean un nuevo terreno para la carrera armamentista, que se desarrolla menos en términos de cantidad que de calidad. Los medios de comunicación no se ocupan de ello y en gran medida son ignorados incluso por los críticos de la tecnología, que centran su atención en los posibles efectos nocivos para la salud. Este compromiso es ciertamente de gran importancia, pero debe unirse a los que se oponen al uso militar de esta tecnología, que es financiada sin querer por los usuarios ordinarios de los teléfonos móviles de quinta generación.

https://ilmanifesto.it/5g-nuovo-campo-della-corsa-agli-armamenti/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.